¿Qué es el coaching y cuáles son las estrategias que utiliza?

El coaching es una herramienta dialéctica que busca la obtención de buenos resultados individual, profesional o grupalmente a través de técnicas de análisis y motivación. Su objetivo es hacer mejor a quienes toman parte en él, es decir, llevar a cabo un cambio en función de una serie de objetivos concretos.

Los expertos en esta disciplina, una de las más características del siglo XXI, afirman que tuvo su origen en las interacciones de los primeros grupos humanos, en las que no sólo hubo un componente lingüístico, sino también relaciones con un trasfondo de apoyo y ayuda intencionada.

coaching-

De hecho, algunos sitúan los antecedentes del coaching en el método dialéctico usado por Sócrates, el filósofo griego, quien buscaba a través del diálogo la verdad y, a la vez, llevaba a cabo una función transformadora en sus interlocutores.

La raíz de la palabra es el vocablo inglés «coach»,  en castellano “entrenador”, que durante la Edad Media era usado para nombrar a los coches o vehículos que trasladaban a las personas de un sitio a otro.

Fue después, en la década de los 60 del siglo pasado, cuando los métodos empleados por algunos entrenadores deportivos llamó la atención de otros sectores, entre ellos el de los Recursos Humanos de algunas empresas. De este modo, se popularizaron sus prácticas hasta adquirir el protagonismo del que goza ahora.

 

Estrategias del coaching: la búsqueda del cambio

Como decíamos antes, el coaching busca generar un cambio significativo en quienes participan en este método. Cada caso es excepcional y único, por lo que es imposible hablar de una sola receta para el éxito del proceso.

Es más, el coach debe ser lo más flexible que pueda ante  las necesidades de su cliente. Entre mejor adapte las sesiones a los objetivos que éste se haya trazado, mejores serán los resultados. El coach hace un traje a la medida de cada persona.

Pero los logros no llegan solos. En su camino hacia la consecución de dichos objetivos, el coach debe animar a la persona a asumir posturas que le ayuden a ver lo que aún no puede apreciar con claridad. Las estrategias más empleadas en el coaching actual se pueden resumir de la siguiente manera:

  • Aprendizaje de un bucle:

Implica ayudar al pupilo a encarar una senda de aprendizaje creciente. Se define por ser reiterativo y enfático en conceptos básicos.

  • Aprendizaje de doble bucle:

En esta segunda estrategia, el coach debe revertir necesariamente las creencias y certezas de la persona para que ésta sea capaz de ver las cosas de manera distinta. Por ejemplo, cambiar su perspectiva ante una situación o dilema. Tras salir de este único enfoque, su mirada de la realidad se amplía y gana en versatilidad, empatía, flexibilidad, análisis y recursividad.

  • Aprendizaje de triple bucle:

Además del aprendizaje creciente y el cambio de enfoque hacia la realidad, en esta tercera estrategia la persona cambia la visión que tiene de sí misma. Es decir, es la experiencia transformadora por excelencia.

  • Experimental:

La estrategia experimental se basa en los trabajos de los teóricos Kolb y Argyris, que enfocan el coach en una actividad o sector específico. En este caso, la persona debe realizar una mirada a su trayectoria desde una postura crítica y rescatar aquellos elementos o acciones  que en su momento le resultaron eficaces.

 

Post relacionados:


POST - TOFU - Coaching Proyección

Tags:

Añadir comentario