Desarrolla tu carrera con el coaching profesional

A veces las habilidades profesionales necesitan un impulso. Se puede tener el mejor de todos los currículos, estudiar en una prestigiosa academia y haber obtenido las mejores calificaciones durante los procesos de formación, pero el verdadero secreto reside en cómo empleamos nuestros conocimientos.

coaching-profesional

Un conocimiento es, sobre todo, práctico. Es decir, debe tener una proyección y una aplicación en un contexto donde cumpla una cierta utilidad. De lo contrario, quedará relegado a la teoría y perderá todo su valor.

 

Coaching profesional: a la medida de cada objetivo

El coaching profesional es una modalidad que centra su mirada en los profesionales y los objetivos que éstos se tracen en un determinado período, más allá del sector en el que se desenvuelvan o la naturaleza de las empresas a las que pertenecen.

No debe confundirse con el coaching empresarial u organizacional, que trabaja sobre el mismo terreno pero que planeta una serie de metas comunes a la organización y a sus equipos. Es decir, es de tipo colectivo.

El coaching profesional parte de metas individuales. Según sus fundamentos, cada caso necesita ser abordado por separado, pues las habilidades, fortalezas y talentos de cada trabajador son distintas y no deben ser estandarizadas. Por el contrario, el objetivo es potenciar las más significativas y relevantes.

En este sentido, el coach o entrenador trabaja en seis esferas básicas para el impulso profesional de cada participante. Dichas esferas son:

  • Mejorar el rendimiento. Es el principal motivo por el que las personas se apuntan a sesiones de coaching profesional. El rendimiento tiene que ver con la actitud, la pasión desplegada, los métodos de trabajo o el aprovechamiento del tiempo, entre otros elementos. En todo ello insiste el coach.
  • Superar obstáculos o limitaciones. Un gran número de profesionales se enfrenta a retos para los que, en principio, aseguran no estar cualificados. El coach les ofrece orientación y potencia las habilidades y destrezas que, bien empleadas, les ayudarán a superar dichos retos.
  • Acompañar en procesos de transición. Los períodos de cambio o que supongan algún tipo de transición deben asimilarse como una oportunidad. Muchos profesionales requieren consejos y un acompañamiento permanente en las distintas etapas del proceso. Se debe estar preparado tanto para dejar lo que queda atrás como para encarar los retos de lo nuevo.
  • Pensamiento eficaz. Gerentes y altos directivos de todos los campos suelen recurrir al coaching profesional cuando se encuentran en situaciones difíciles. Las crisis necesitan un tratamiento especial que permita revertir el contexto y retornar al equilibrio.
  • Desarrollar las habilidades clave. En otros casos, hablamos de profesionales que tienen bien definidos sus objetivos laborales, pero a los que les hace falta el desarrollo de habilidades y talentos concretos para desempeñarse con éxito en sus puestos de trabajo. Cuando es así, el coach proporciona herramientas teóricas y prácticas para la adquisición de estos elementos.
  • Asimilar cambios en la trayectoria profesional. Al igual que las transiciones, los cambios de trayectoria profesional suelen tener un impacto duradero en cada persona. Puede ser tanto de sitio de trabajo como de especialidad o enfoque. En cualquier caso, el coaching profesional proporciona acompañamiento y ayuda en todo lo que tenga que ver con ello.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Tags:

Añadir comentario