El origen y significado de coach

origen coach

La palabra “coach” que conocemos proviene del verbo “to coach”, que como todos sabemos, significa “entrenar”. Por tanto, un coach sería un entrenador y de hecho así es como se conoce a los entrenadores deportivos en el mundo anglosajón.

Sin embargo, también se puede entender el coaching desde el punto de vista laboral o empresarial. En este caso el significado de coach no varía mucho, ya que también es una especie de entrenador, un motivador, un analista que busca encontrar y paliar los defectos de la plantilla y sacar el máximo partido a sus virtudes para orientarlos hacia el éxito.

Sin embargo, aunque el significado de coach esté bastante claro en la actualidad, lo cierto es que el origen del término es bastante curioso y tiene poco que ver con el ámbito deportivo y empresarial. ¿Quieres saber de dónde viene realmente esta palabra?

 

El verdadero origen de la palabra coach

El verdadero significado de coach no tiene que ver con antiguos mentores ni entrenadores de guerreros en remotas civilizaciones antiguas. El origen del significado de la palabra coach es más cercana en el tiempo, pero igual de curiosa.

Hay que remontarse al siglo XV y viajar hasta la ciudad húngara de Kocs, situada a unos 70 kilómetros al noreste de Budapest. En la actualidad apenas supera los 2.000 habitantes pero durante ese período, debido a su ubicación geográfica, la zona se convirtió en un frecuente lugar de paso de viajeros entre Viena y Budapest. Muchos de estos viajeros alquilaban para sus viajes una especie de carruajes cubiertos que alcanzaron gran popularidad en la época gracias a su comodidad, a los que se llamaba kocsi szekér. Esta palabra de origen húngaro pasó al alemán como kutsche, al italiano como cocchio y al español como coche. La primera referencia que se tiene de esta palabra en idioma español se remonta al año 1548, en una carta escrita por Luis de Ávila durante la Guerra de Alemania.

Así pues, el significado de coach original proviene de la palabra coche, y la verdad es que es fácil establecer la relación entre ambos términos: al igual que el coche, el coach es capaz de transportar a un grupo de gente a otro lugar totalmente distinto al que estaban. La posibilidad real de irse a un lugar mejor está ahí. El coche sirve para viajar, y el viaje también puede referirse al “cambio”.

Si buscamos el origen de la palabra coach relacionada con el entrenamiento, tenemos que irnos hasta el siglo XVIII, cuando en las universidades inglesas comenzó a utilizarse el término coach, indistintamente para los entrenadores deportivos o académicos. El término se popularizó a mediados del siglo XIX y alrededor de 1960 se comenzó a usar para designar determinados programas educativos. Será a partir de esta época cuando el término coach sea adaptado de forma definitiva en más ámbitos, incluyendo el académico, el deportivo y el empresarial.

Como podemos comprobar, el origen de la palabra coach y su significado actual están, en cierto modo, muy relacionados y hacen referencia a un vehículo necesario para hacer un trayecto.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Tags:

Añadir comentario