Coaching de sombra: ¿en qué consiste?

A la hora de motivar a directivos o empleados existen diversas estrategias que pueden llevar al éxito. Sin embargo, saber utilizar la táctica adecuada también es importante, y para ello hay que contar con un buen coach.

Uno de los métodos de coaching que son tendencia entre los directivos es el coaching de sombra, una estrategia que es capaz de convertir los puntos débiles de una empresa en fortalezas. Pero veamos en qué consiste realmente:

coaching de sombra

¿Qué es el coaching de sombra?

Es un método de entrenamiento motivacional en el que el coach actúa de forma silenciosa y discreta, observando in situ al directivo/trabajador en situaciones laborales habituales y en otras que le son incómodas.

El objetivo es encontrar el “punto ciego” del directivo y mostrarle aquellos errores que este no quiere ver para, a partir de ahí, comenzar a subsanarlos. Normalmente el coaching de sombra se aplica cuando una empresa no obtiene buenos resultados en algún sentido o el directivo siente que existen deficiencias de cualquier tipo en la compañía.

 

¿Qué fases tiene el coaching de sombra?

El coaching en la sombra tiene diferentes fases. La primera es una fase de entrevista, en la que el coach le pregunta al trabajador o directivo acerca de sus métodos, procedimientos y forma de ver las cosas dentro de la empresa. Asimismo, el trabajador debe hablar sobre sus puntos fuertes o débiles, así como las situaciones que le causan incomodidad o preocupación.

El siguiente paso es el de la observación. Es decir, el coach no se limita a escuchar la versión del directivo, sino que una vez tiene la versión de éste, le observa en su ámbito de trabajo, estableciendo un juicio propio sobre los argumentos esgrimidos por el directivo.

La siguiente fase es la de cambio. El coach detecta las diferencias entre la realidad percibida por el trabajador y la verdadera realidad, encuentra defectos que deben subsanarse y propone medidas para ello. Normalmente se empieza por pequeños cambios que dan lugar a nuevas evoluciones, cada vez más profundas, dentro del proceder del trabajador/directivo.

 

¿Qué ventajas ofrece el coaching de sombra?

Una de las principales ventajas del coach de sombra es que es un entrenamiento motivacional en el que el coach está presente en todo momento, pero no interviene hasta que tiene información suficiente para ello, lo que le permite actuar en consecuencia.

La persona que recibe este coach de sombra puede comprender en todo momento qué es lo que falla, ver in situ aquellos errores que antes no podía ver.

Los cambios propuestos se refieren a actitudes concretas, y dichos cambios están basados en argumentaciones basadas en la observación presencial.

Refuerza el liderazgo del directivo y le ayuda a recuperar confianza en sí mismo, gracias al establecimiento de unas pautas de actuación renovadas.

El coaching de sombra es una estrategia que se puede utilizar en diversos ámbitos de la empresa y para solucionar problemas muy variados, por ejemplo deficiencias de operativa, problemas de comunicación con los empleados o malas relaciones en el grupo.

En definitiva, el coaching de sombra debe su nombre a que el coach parece moverse entre las sombras de la empresa, vigilando y analizando todo lo que sucede en ella. Como se puede ver, se podría decir que, viendo todas las ventajas que es capaz de ofrecer, en este caso la sombra puede ser muy alargada.

 

Post relacionados:

 

eae mba executive

Tags:

Añadir comentario