Cómo seleccionar tu estrategia empresarial

Para poder ser más competitivo y alcanzar el éxito empresarial, tu negocio, como cualquier otro, necesita definir una estrategia empresarial que te ayude a alcanzar los objetivos corporativos de manera eficiente.

No disponer de esta estrategia corporativa es un grave error, pues está demostrado que aquellas organizaciones que no poseen un enfoque estratégico definido tienden a cometer errores  clásicos. Sin embargo, al diseñar una estrategia empresarial,  se medita,  planifica, incluso se plasma la forma en la que la compañía quiere actuar, y va a proceder, para conseguir sus propósitos.

Son muchas y muy variadas las estrategias que puedes diseñar y de las que te puedes beneficiar. Sin embargo, no todas las estrategias serán igual de productivas para tu negocio. Todo dependerá de tus intereses y de las características de tu empresa.  Entonces, ¿Cómo seleccionar la mejor estrategia para tu empresa?

Si quieres conocer un las herramientas de un buen estratega, descarga el ebook: Las herramientas secretas de los mejores consultores de estrategia corporativa

Criterios para elegir tu estrategia empresarial

Para seleccionar la estrategia que mejor se adapte a tu empresa, debes llevar a cabo unos pasos concretos y tener en cuenta una serie de criterios que te ayudarán a tomar la mejor decisión.

Antes de definir tu estrategia empresarial deberás realizar un análisis estratégico, es decir, estudiar el entorno en el que se ubica el mercado en el que actúas, y analizar el mercado en sí. Además, para valorar tus opciones, deberás analizar tus debilidades, amenazas, oportunidades y fortalezas, a través de un análisis DAFO. Este análisis inicial te permitirá conocer y medir tus posibilidades para seleccionar tu estrategia.

Tras este análisis, los siguientes pasos serán definir tu estrategia, planificarla y llevarla a cabo.

Para seleccionar tu estrategia, y minimizar la probabilidad de equivocación, es importante que tengas presentes los siguientes criterios:

  1. Necesitas disponer de toda la información necesaria. Investiga tu entorno, el sector en el que se mueve tu empresa, descubre quién es y cómo es tu mercado objetivo y conócete a ti mismo, antes de tomar cualquier decisión. Averigua qué estrategias lleva a cabo tu competencia y cuáles utilizan los mejores de otros sectores para diseñar la tuya. Se trata de diferenciarte de tu competencia.
  2. Analiza los pros y los contras de cada una de las estrategias. Toda estrategia tiene una serie de ventajas pero también de inconvenientes. Debes valorar los posibles riesgos, medir sus consecuencias y buscar soluciones  factibles.
  3. Tu estrategia debe ser flexible y estar abierta a los cambios. Es conveniente disponer siempre de un plan B, incluso de un plan C y D, por si el primero no surtiera el efecto deseado. El mundo empresarial se encuentra en constante evolución y cambio. Cambian las tendencias, las necesidades de los consumidores y usuarios, las herramientas que se utilizan, incluso la normativa legal. Por eso, tu estrategia corporativa no puede ser rígida. Lleva un seguimiento y control continuo para verificar su eficacia e introduce las modificaciones necesarias siempre que sea necesario.
  4. Busca estrategias innovadores. La diferenciación es la clave de la ventaja competitiva. Si eres capaz de diseñar una estrategia diferente, innovadora, creativa, llamativa y eficaz, el éxito estará asegurado.
  5. Tu estrategia corporativa debe adaptarse a tu mercado meta. Es un requisito básico si lo que deseas es la supervivencia  y éxito de tu empresa. Tu estrategia debe diseñarse teniendo en cuenta las características de tu mercado. Si tu público objetivo se encuentra en la ciudad, ¿para qué malgastar recursos buscándolo en otras zonas? Una estrategia específica bien definida es mucho más eficaz que una global.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Tags:

Añadir comentario