Buscar una aguja en un pajar, o dónde encontrar trabajo hoy en día

Desde que empezó la crisis económica parece que encontrar empleo es como buscar una aguja en un pajar. El número de ofertas ha ido descendiendo paulatinamente, especialmente en determinados sectores y perfiles. En ellos, el número de candidatos a cada puesto se ha multiplicado. Sin embargo, en otros la demanda se mantiene o incluso muestra cierto crecimiento y la competencia no es tanta. Si el puesto que buscas se encuentra dentro de estos últimos, tus posibilidades aumentan. Si por el contrario pertenece al primer grupo, no te desesperes.

Nuevas formas de buscar trabajo

Los tiempos han cambiado y con ellos las formas de encontrar trabajo. Es importante conocer los recursos  disponibles y saber utilizarlos para que las oportunidades de éxito sean mayores. Hay que adaptarse a los cambios y mantenerse actualizado continuamente.

TEXT - TOFU - Cambiar de trabajo

En la actualidad, dispones de diferentes herramientas que te permiten encontrar trabajo sin la necesidad de salir de casa. A pesar de ello no elimines por completo la opción tradicional de presentarte en la empresa con el currículum en mano, pues sigue funcionando. Se trata de ampliar las posibilidades

  • Prensa: las ofertas de empleo en prensa cada vez son menores, pero aún hay empresas que utilizan este medio.
  • Servicios públicos de empleo: aunque poco utilizados, siguen siendo otro recurso interesante, especialmente para sectores más tradicionales donde la penetración de internet no es tan grande.
  • Empresas de Trabajo Temporal: otra medio para encontrar trabajo es acudir a una empresa de trabajo temporal. Éstas disponen de ofertas de empleo variadas, pero sobre todo de aquellos perfiles con menor cualificación.
  • Portales de búsqueda de empleo: actualmente son los más utilizados tanto por las empresas como por los trabajadores. Existen una gran diversidad de portales, como Infojobs, Monster, Trabajos. com,  Laboris o Infoempleo. El funcionamiento de estos portales es muy similar. Hay que darse de alta en ellos e introducir tu currículum. Después te permite buscar las ofertas de empleo por sectores, lugares o palabras clave y enviar tu currículum a aquellas ofertas que te interesen.
  • Contactos personales: muchas de las ofertas de empleo no llegan a publicarse. Se cubren por medio de contactos, de el boca a boca. De ahí que sea fundamental disponer de una amplia red de contactos. Hoy día las redes sociales facilitan la comunicación entre personas a pesar de la distancia. Aprovecha estos avances para mantener activos tus contactos. Tus excompañeros de estudio, de trabajo, amigos y familiares pueden ser la clave para encontrar tu próximo empleo.
  • Autocandidatura: Si te interesa trabajar en un determinado puesto o para una compañía concreta, no esperes más, ofréceles tus servicios. Puede que ahora no tengan vacantes que cubrir, pero en un futuro nunca se sabe. Envíales tu currículum por correo electrónico, a través de la página web de la compañía o entrégalo en mano si tienes la posibilidad.
  • Redes sociales especializadas: las redes sociales cada vez cobran mas fuerza, especialmente aquellas especializadas como LinkedIn. Son una buena herramienta para mantenerte activo, informado y poder darte a conocer a aquellas empresas que te interesan.

Recuerda llevar al día tu agenda y anotar en ella las ofertas de empleo a las que has respondido. Apunta el nombre de la empresa, el puesto que ofrece, el sitio donde has visto publicada la oferta, si alguien te lo ha comentado o si es una autocandidatura.  Registra la fecha en la que has enviado tu currículum. No te olvides de redactar una carta de presentación. Señala si la empresa se pone en contacto contigo y si tienes una entrevista de trabajo. Todos los datos son importantes. De esta forma llevarás un control de tus movimientos y evitarás confusiones.

 

Fuente imagen: Flickr/Trishhhh




POST - TOFU - Cambiar de trabajo



Tags:

Añadir comentario