7 secretos para mejorar el clima laboral en la empresa

clima laboral

El factor humano es uno de los activos más importantes dentro de una empresa. Al final siempre son los trabajadores, los profesionales, los que marcan la diferencia. Encontrar a los mejores profesionales no es fácil, como tampoco lo es hacer que estos profesionales se complementen entre sí.

Es una posibilidad que en el ámbito laboral pueda existir roces producto del estrés, la competitividad o, simplemente, por la mala educación de alguien en concreto. Para que esto no ocurra te contamos 7 secretos para mejorar el clima laboral en la empresa.

 

Actividades fuera del trabajo

Cualquier cosa que sirva para conocer a los compañeros fuera del ámbito estrictamente laboral. Hacer una cena de empresa, organizar una excursión, etc. Son actividades que sirven para estrechar lazos entre los miembros del equipo y que contribuyen a que los trabajadores se conozcan mejor entre sí, compartan sus aficiones e incluso aspectos más íntimos de su vida personal (por ejemplo, una barbacoa a la que también acudan parejas e hijos de los trabajadores.

 

Horarios flexibles

Es lógico pensar que no todos los profesionales tienen los mismos horarios de trabajo, ni rinden de la misma manera durante las distintas horas del día. Cada vez más empresas adaptan sus horarios a las preferencias del trabajador, lo que contribuye a que el profesional esté más a gusto, pueda compaginar mejor su vida personal/familiar y laboral y, por ende, esté más motivado y rinda mejor.

 

Espacios de socialización

Es importante tener un espacio en el que los trabajadores se puedan tomar un pequeño descanso, servirse un café, echar una partida al futbolín y charlar con los compañeros unos minutos para despejarse y, a la vez, estrechar de forma natural las relaciones con otros miembros de la compañía.

 

Evitar la excesiva competitividad

Para que el trabajador dé el máximo es necesario que se sienta identificado con la empresa y que tenga presente que la consecución de los objetivos supone beneficios para la compañía, sí, pero también para él. En este sentido, es necesario controlar la competitividad de los profesionales y fomentar el trabajo en equipo, para evitar las luchas de egos, la falta de compañerismo y el excesivo individualismo de los profesionales.

 

Valorar al equipo de profesionales

Cada profesional debe ser valorado por su trabajo y sentir que su esfuerzo se ve recompensado. Es decir, es imprescindible que cada miembro de la empresa sepa que su desempeño es fundamental dentro del engranaje de la misma. Las recompensas que se ofrecen al trabajador deben ser justas y apropiadas para mantener en él la motivación y las ganas de seguir progresando junto a la empresa.

 

Fomentar el respeto

Como directivos es imprescindible ofrecer una imagen firme y educada y dirigirse a los trabajadores de forma cercana pero eficaz. Del mismo modo, es necesario cortar de raíz cualquier comportamiento dentro de la empresa que suponga una falta de respeto para alguno de los trabajadores.

 

Escuchar las opiniones

También es muy importante escuchar las opiniones y propuestas de los demás trabajadores, y valorarlas en común. De esa manera, los profesionales sienten que sus ideas son estudiadas y el resto entienden que forman parte activa en los procesos de decisión de la empresa.

 

Post relacionados:

 

POST - TOFU - Inteligencia Emocional
Tags:

Añadir comentario