Networking activo, clave para el posicionamiento de tu marca

networking activo

Lo que ahora conocemos como «networking» ha existido siempre. Se trata de las redes de comercio entre clientes, empresas y terceros agentes con algún grado de influencia en la dinámica de los mercados.

Sin embargo, la principal diferencia es que ahora tenemos acceso a las nuevas tecnologías y a las múltiples herramientas que éstas nos ofrecen. Hacer negocios, contactar a clientes o proveedores, elaborar estrategias de marketing y hasta el hecho mismo de ofrecer un producto son actividades que ya no realizamos en los mismos términos que hace un par de décadas.

Esto se debe a que una buena parte de esas redes de contacto, antes físicas y definidas en términos presenciales, ahora se han trasladado a los medios digitales e Internet. Es decir, el marketing sigue existiendo, pero ha cambiado de canales.

 

¿Networking activo? ¿De qué estamos hablando?

El denominado Networking Activo no es más que una evolución del networking que surgió a partir de la consolidación de Internet, en la década de los 90, y cuya principal característica es el uso de las redes sociales y las plataformas digitales para la difusión de productos, ideas de negocio y estrategias de venta.

Antes, estrechar el vínculo con un cliente o contacto requería labores de investigación, análisis y numerosos recursos. Ahora, aunque tales cosas siguen siendo necesarias, la tecnología ha facilitado muchísimo el proceso.

La palabra clave en el Networking Activo es «contacto». Ése es el objetivo; pero no sólo por el contacto en sí mismo, sino por la gestión que se la da a ese contacto a través de las herramientas digitales que hemos mencionado antes y las posibilidades de que se convierta en nuestro aliado a la hora de hacer negocios.

 

Las empresas y el Networking Activo

El Networking Activo es un término bastante frecuente entre los emprendedores y los comerciantes con poca experiencia. En últimas, se trata de un recurso para potenciar las posibilidades de un negocio. ¿Cómo lo hace?

  • Las redes sociales como Twitter, Linkedin e incluso Facebook juegan un papel transcendental en el Networking. Por un lado, amplían las posibilidades de visibilidad e influencia de una idea de negocio; por otro, ayudan a cultivar la relación con los contactos y los clientes.
  • Un elemento esencial para entender el Networking Activo es la identidad digital de las empresas. Es decir, lo que se hace manifiesta a través de logos, lemas, valores corporativos y todo lo que forme parte de los perfiles digitales de cada marca. Es esta identidad la que debe potenciarse en la red. Pero ojo, eso no quiere decir que tu imagen tenga que estar en todos lados; debe estar presente sólo donde sea necesario e indispensable.
  • El Networking busca relaciones comerciales y profesionales efectivas. No se trata de captar su atención a corto plazo y luego romper todo lazo con ellas; por el contrario, se debe buscar la continuidad de esos vínculos.
  • Sin embargo, los recursos digitales no son la única línea de actuación del Networking Activo. A la labor en redes sociales y plataformas digitales, se deben sumar los encuentros entre profesionales con intereses y necesidades comunes. Estos espacios, cada vez más frecuentes, son en muchos casos el impulso que hace falta para la consolidación de las relaciones.

 

ERD Marzo 2016

Tags:

Añadir comentario