Tips para ser más productivo en tu empresa

Eres poco productivo. Prueba con estos consejos

Mantener el nivel de productividad en el día a día  es complicado. La dirección empresarial y la gestión de proyectos es una ardua tarea que requiere muchísimo esfuerzo. Recuperar el tiempo que no has aprovechado es imposible. Lo interesante es que no pasen las horas y tengas la sensación de que no has hecho nada o que no has avanzado lo suficiente. Hay que ser productivos. No es solo por una cuestión de resultados, es por una cuestión de calidad de vida. Sumergirse en un proyecto propio es apasionante pero siempre debe quedar tiempo para uno mismo.

Es por eso que desde el blog de Modo Eficaz enumeran una serie de tips para ser más productivos. Nosotros hacemos un breve resumen.

Apréndelo todo sobre la inteligencia emocional y como aplicarla en nuestra guía: 3 actividades que puedes comenzar hoy mismo para desarrollar tu Inteligencia Emocional

 

Madrugar

No es solo porque lo diga el refrán. Todo emprendedor y empresario debe aplicar este dogma. El hecho de madrugar hace que se pueda aprovechar mucho más el día. Es difícil, pero una vez se acostumbra el cuerpo a levantarse temprano cada día enseguida notarás los resultados. La sensación de que has rendido mucho más es más que evidente. Claro ejemplo son los horarios de los países del norte de Europa, ejemplo de compatibilización de productividad y tiempo libre.

 

Priorizar

En ocasiones uno se encuentra con un día lleno de cosas que hacer y la sensación de que no habrá tiempo para todo. En estos casos hay que priorizar. ¿Qué es lo más importante? ¿Qué tiene más urgencia? Especifica cuáles son estas tareas prioritarias y comienza con ellas dejando el resto para el final.

 

Planificar

Planear está bien, pero en ocasiones nos perdemos toda una jornada de trabajo planeando. Para eso es bueno encontrar un equilibrio entre la planificación a largo y a corto plazo. Para el trabajo diario es efectiva la planificación semanal. Establece el lunes para organizar el resto de la semana y ponte en marcha.

 

Los plazos deben ser estrictos

Voluntad y disciplina son las claves del a productividad. Para lograrlo, no hay mejor solución que establecer plazos fijos. No te olvides de ellos, no los aplaces cada vez que seas capaz de incumplirlos. Márcalos con realismo y tenlos siempre presentes para cumplirlos.

 

Elimina aquellas tareas no importantes

Este punto esta relacionado con la priorización. En ocasiones perdemos el tiempo con tareas que pueden ser más atractivas o llevaderas pero no son prioritarias ni ayudan a la consecución de los objetivos ni favorecen el aumento de nuestros niveles de productividad. Todo aquello que no valga la pena debe ser apartado o eliminado del plan de trabajo.

 

Evita distraerte

Evita las distracciones como las llamadas telefónicas, las redes sociales, etc. Puede parecer una tontería pero 5 horas pueden pasar a ser 10 si no nos aplicamos y le damos prioridad al trabajo sobre las pequeñas distracciones que nos pueden quitar muchos minutos a lo largo del día y favorecer además que los periodos de trabajo sean poco productivos.

 

Apunta todo

Cada idea que se te pase por la cabeza puede ser un gran proyecto de futuro. Apúntatela. Tener un bloc de notas a mano siempre es útil. También se puede organizar los pensamientos a través de estos apuntes. No los pierdas y vuelve a ellos siempre que puedas.

 

Busca relajarte en el tiempo libre

Tanto en el fin de semana como en las horas libres durante la semana, olvídate del trabajo. Cuerpo y mente necesitan desconectar de la actividad de toda la semana. Trabajar el fin de semana solo conseguirá que estés más cansado la próxima semana y tu productividad caiga a niveles más bajos.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Tags:

Añadir comentario