Crea tu estrategia de comunicación con esta sencilla guía

Una estrategia de comunicación se define por ser un documento ordenado donde se especifica cada acción y su resultado

Una estrategia de comunicación se define por el conjunto de acciones de comunicación destinadas al cumplimiento de unos objetivos concretos tanto dentro como fuera de la empresa. La buena definición de dicha estrategia allanará el camino a las organizaciones a la hora de llevar a cabo tanto la comunicación interna como la comunicación externa de la compañía. ¿De qué fases consta su elaboración? Vamos a verlo.

Apréndelo todo sobre la inteligencia emocional y como aplicarla en nuestra guía: 3 actividades que puedes comenzar hoy mismo para desarrollar tu Inteligencia Emocional

 

El marco estratégico

Al definir una estrategia de comunicación podremos mantener un marco de buenas prácticas en las que la compañía se mueva de manera cómoda. No se trata de un documento muy detallado. Simplemente se trata de una serie de guías básicas que todos los departamentos implicados podrán utilizar.

Análisis de contexto

En este apartado examinaremos en profundidad la empresa y su entorno. Nos centraremos en su actividad y donde la desarrolla dicha actividad. En este apartado se identificarán las fortalezas y debilidades comunicativas e la empresa tanto de carácter interno como de carácter externo. Se puede hacer de varias formas.

  • Análisis PEST. Se analizarán factores políticos, económicos, sociales y tecnológicos (PEST) que influyan en el trabajo de la compañía. Dichos factores se clasificarán como positivos o negativos y se centrará la atención en aquellos aspectos que puedan producir un gran impacto en la empresa. Por ejemplo: Como influirá la introducción en el mercado de una nueva tecnología en lo que se refiere a los procesos productivos de la compañía.
  • DAFO. El clásico análisis que se desgrana en Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades de la empresa. En lo que se refiere a comunicación, debemos pensar como convertir las debilidades en fortalezas y las amenazas en oportunidades. De no poder hacerlo, al menos contrarrestar las amenazas y debilidades en la medida de los posible y potenciar al máximo las fortalezas y oportunidades.
  • Análisis de competencia. No solo debemos mirar en el interior de la organización. También debemos mirar ahí fuera. La competencia nos proporcionará mucha información útil sobre como elaborar nuestra estrategia de comunicación. Clasifica cada competidor según unos criterios objetivos claros y medibles.

Objetivos

Toda estrategia de comunicación debe especificar las metas y objetivos de la organización de manera clara y precisa. Además de especificar los objetivos generales de la empresa, deberían definirse unos objetivos de comunicación con los mensajes y valores que la compañía desea transmitir.

Estos objetivos siempre deben estar alineados con los objetivos generales de la empresa. Recuerda los objetivos deben ser específicos, medibles, alcanzables, realistas y con un plazo definido.

Público objetivo

En este apartado es donde definiremos los públicos objetivos internos y externos de la compañía. En esta definición nos encontraremos con públicos objetivos más o menos influyentes y más o menos interesados en nuestra compañía y los productos y servicios que oferta. Siempre ten presente la comunicación interna, es tan importante como la comunicación externa.

Identificados los públicos objetivos, hay que proceder a la creación de mensajes relevantes para dichos públicos y que produzcan en ellos un feedback positivo de cara a la consecución de nuestras metas.

Al mismo tiempo, el análisis de públicos objetivos nos habrá ayudado a identificar los canales más adecuados para llegar de manera efectiva a nuestros targets. Los recursos a utilizarán variarán según el nivel de segmentación que vayamos a utilizar. No es lo mismo el envío de correo masivo generalista que el envío de newsletter para un público objetivo concreto. El segundo conllevará más recursos y esfuerzo.

Calendarización

La calendarización es fundamental para definir todas las acciones a realizar y los recursos que destinaremos a ellas para alcanzar los objetivos que hemos marcado en unos plazos concretos dentro de nuestra estrategia de comunicación. No olvides marcar hitos claves en el calendario de trabajo. Nos ayudarán a saber en que fase del plan nos movemos y como de avanzado está.

Evaluación

Antes de comenzar a trabajar en la estrategia de comunicación, y con el fin de saber si estamos haciendo bien las cosas, definiremos unas KPI’s que nos ayudarán a medir el rendimiento de nuestro trabajo. Por supuesto, deberá existir una constante monitorización de las acciones realizadas y sus resultados.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Tags:

Añadir comentario