Los hijos primogénitos tienen más probabilidades de éxito profesional

Tienes un negocio que es el sostén de tu vida pero ha llegado un momento en que tu retiro está cerca. O quizá quieras centrarte en otros objetivos y delegar la gestión de tu negocio actual. ¿A cuál de tus hijos dejarle esa responsabilidad?  Pues lo más apropiado sería elegir a tu primogénito. Al menos, eso es lo que dicen diversos estudios que apuestan por los hermanos mayores antes que por lo más pequeños.

hijos primogenitos

Hijos primogénitos: ¿Qué dicen los estudios?

Esta elección no se corresponde exclusivamente a un orden jerárquico marcado por la edad, sino por el análisis de diversas variables que influyen en el desarrollo y educación de los hermanos. Según un estudio realizado a finales de 2014 entre 3.500 hermanos británicos, el 16% de los hijos mayores tenían más probabilidades de cursar estudios superiores que los hijos pequeños. Además, los hermanos mayores tienen un 7% más de probabilidades de terminar sus estudios.

¿Cuáles son las causas para que los primogénitos parezcan tener cierta ventaja? En primer lugar, los factores económicos y de inversión. Muchas familias de clase media destinan gran parte de sus esfuerzos económicos a la educación del primer hijo, y en ocasiones resulta difícil brindarle el mismo apoyo a los que vienen detrás. No cabe duda de que la educación universitaria es cara y que el factor económico puede jugar en contra de los hijos menores.

Otros estudios revelan que el mayor éxito en la formación de los hijos mayores encuentra otra de sus razones en la mayor responsabilidad adquirida en el ámbito familiar, por ejemplo cuidando de sus hermanos pequeños. De esta manera, Joseph V. Hotz y Juan Pantano también revelaron en sus estudios que los hijos mayores obtenían mejores resultados con los padres estrictos. Sin embargo, los padres estrictos encuentran mucha más fricción en sus relaciones con los hijos pequeños debido a ese trato autoritario.

Esto se relaciona directamente con los resultados de otros estudios que señalan que los hijos pequeños suelen ser más rebeldes y caprichosos, pero también más creativos e independientes. A los hermanos pequeños les cuesta más hacer caso a una voz de autoridad o tener que realizar tareas u órdenes con las que no están de acuerdo. Es por ello que suele ser frecuente que los hermanos más pequeños suelan tirar por caminos profesionales menos convencionales (aunque no por ello menos exitosos):

Por supuesto, todos estos motivos no son absolutos y el éxito en los estudios y profesional de un individuo (o en este caso, entre hermanos) está marcado por muchas otras variables. Entonces, a la hora de elegir entre hermanos, y abusando de los tópicos, parece que las opciones son la seriedad, autoridad, rigidez, compromiso y responsabilidad de los hermanos mayores, o la rebeldía, creatividad, riesgo o flexibilidad de los hermanos pequeños.

¿Tú qué opinas? ¿Crees que estos estudios reflejan la realidad y que los primogénitos tienen más posibilidades de formación y éxito laboral que los hermanos pequeños? ¿O crees que esto no tiene nada que ver con las probabilidades de éxito?

 

Post relacionados:

 

ERD Marzo 2016

Tags:

Añadir comentario