Las empresas españolas en el extranjero vuelven a casa

Hace años numerosas empresas de todos los sectores y tamaños comenzaron un éxodo progresivo al extranjero, en busca de impuestos más flexibles y, sobre todo, modos de producción más baratos que abarataran el coste, ejemplificado sobre todo en la búsqueda de mano de obra más barata. Sin embargo, en la actualidad esta tendencia se está empezando a invertir y cada vez son más las empresas españolas que inician el “viaje de vuelta a casa” para establecer toda o una parte de su negocio, de nuevo, en nuestro país. ¿Por qué?

empresas vuelven españa

Por qué están empezando a volver las empresas españolas en el extranjero

La razón principal es obvia, y es que ya no es tan rentable externalizar la producción al extranjero. Las ventajas económicas ya no son tales y las empresas, obsesionadas con la adopción de políticas low cost, ya no obtienen los mismos beneficios cuando se instalan en países del tercer mundo.

Una de las principales razones para que producir en el extranjero haya dejado de ser tan rentable es el progresivo encarecimiento de la mano de obra y de las materias primas en numerosos países en vías de desarrollo y con un alto grado de crecimiento, como puede ser el ejemplo de China o la India. Es decir, muchos empresarios no tuvieron en cuenta el desarrollo o los cambios sociales, políticos o económicos que se podrían dar en el país de destino.

Por otro lado, muchas de estas empresas externalizaron su producción al extranjero sin tener en cuenta todos los costes que ello lleva asociados. Es decir, la mano de obra, el precio del suelo o las materias primas será mucho más barato, pero también hay que tener en cuenta otros gastos asociados a infraestructuras, transporte, distribución, telecomunicaciones, licencias, permisos, impuestos al comercio y un largo etcétera de gastos y preocupaciones.

En esta tesitura, cada vez es más difícil mantenerse en el extranjero, sobre todo para las pequeñas y medianas empresas. Es cierto que este todavía no es un fenómeno que se esté dando en las grandes multinacionales, ya que ellas tienen la suficiente cuota de negocio. Tampoco es un hecho que vaya a ocurrir en las empresas de telemarketing, por ejemplo, ya que no les implica un coste añadido elevado y les permite brindar atención al cliente las 24 horas. Sin embargo, otras empresas, principalmente del sector textil o de los juguetes ya han comenzado a regresar a España, al menos una parte de su producción.

Por lo tanto, esto da una muestra de lo importante que es hacer números y analizar pros y contras antes de lanzarse a externalizar la producción al extranjero. En caso contrario, podríamos darnos cuenta demasiado tarde de que, al final, el gasto es el mismo y no tiene ningún sentido producir en otro país. Pero ya será demasiado tarde, y tendremos que volver a invertir en reajustar y organizar de nuevo todo nuestro modelo productivo en España. Muchos ya lo están teniendo que hacer.

 

Post relacionados:

 

ERD Marzo 2016

Tags:

Añadir comentario