Las empresas verdes, uno de los negocios emergentes en España

negocios emergentes

Lo ecológico triunfa. Las tiendas de alimentos orgánicos, los coches híbridos, los productos reciclados… está claro que los consumidores se están volviendo exigentes y demandan cada vez más a sus marcas que sean respetuosas con el medio ambiente.

Triunfa y además es necesario para la sostenibilidad de nuestro Planeta. Por ello, transformar tu empresa en una empresa verde no solo producirá un beneficio para el medioambiente, sino también para tu propio negocio.

Por un lado, proyectarás una mejor imagen de tu empresa, al alinearte con las preocupaciones de tus clientes y posibles clientes. Por otro lado, podrás acceder a determinadas líneas de subvenciones que no conseguirías sin no cumplieras esta característica. Por último, accederás a nuevos nichos de mercado que hasta ahora no han sido muy explotados, ya que las empresas verdes son un negocio aún inmaduro y por desarrollar.

Esta idea rondaba la cabeza de Alejandro Corroto, el creador de Mensos una empresa de mensajería responsable que se basa precisamente en esta filosofía de empresa verde, haciendo sus entregas en bicicleta. Al mismo tiempo que no contaminan, también reducen costes y fomentan un estilo de vida en armonía con el Planeta.

No son los únicos. Las estadísticas indican que el 25% de las empresas verdes de nuestro país se concentran en territorio madrileño, pero el resto están repartidas por todo el país.

Si quieres conocer un las herramientas de un buen estratega, descarga el ebook: Las herramientas secretas de los mejores consultores de estrategia corporativa

 

Qué es ser verde

Al contrario de lo que muchos piensan, ser una empresa verde no significa únicamente dedicarse a un sector relacionado con el medioambiente, como podría ser por ejemplo la comercialización de energías renovables o la gestión de un negocio de agricultura ecológica.

Todos los negocios pueden transformarse en empresas verdes, porque ser verde es otra cosa. Se trata de repensar todos los proceso de producción y comercialización de los productos y servicios con el objetivo de causar el menor impacto posible en el medioambiente:

  • Consumiendo materias primas de cercanía.
  • Sustituyendo las fases de la cadena de producción contaminantes por otras más respetuosas.
  • Repensando la estructura logística a nivel territorial para evitar la contaminación durante la distribución de mercancías.
  • Diseñando productos más fácilmente reutilizables y reciclables.

Asociaciones de empresas verdes

Este boom en el nacimiento de empresas con una filosofía amigable con el medio ambiente ha dado lugar también a su agrupamiento en asociaciones o instituciones que sirven para promocionar los beneficios que promueven.

Por un lado, la Fundación Biodiversidad, promovida por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente, es una red de negocios verdes con el objetivo de fomentar la creación y consolidación de empresas que entran dentro de esta categoría.

Por otro lado, la red Emprendeverde, que surge de la propia Fundación Biodiversidad, proporciona un escaparate a estos negocios, ayuda a que compartan sus experiencias de éxito, les pone en contacto con inversores y financiadores y otorga premios cada año.

La etiqueta ecológica europea

Otra de las instituciones que está apoyando fuertemente la creación de negocios sostenibles es la Unión Europea a través de su sello de calidad, la etiqueta ecológica europea. Se trata de un certificado muy exigente creado a principios de los 90 y que ayuda a los consumidores a identificar empresas respetuosas con su entorno durante los procesos de producción y comercialización de sus productos.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Tags:

Añadir comentario