Cuatro dinámicas para fomentar la cohesión grupal

cohesion grupal

Conformar equipos de trabajo va mucho más allá que el simple hecho de seleccionar personas y delegar responsabilidades en ellas. Ese es apenas el primer paso de un largo proceso en el que deben primar la solidaridad, la motivación, la cohesión, el sentido de equipo y la consecución de objetivos comunes.

De todos estos elementos, quizá el que mayor valor tenga para la consolidación de este método de trabajo sea la cohesión grupal, que se define como esa capacidad de los miembros de los equipos de trabajo para mantener vínculos estrechos y orientarlos a un mismo fin. La cohesión es adhesión, enlace y eficacia.

Hoy en día, en un contexto donde prima la individualidad y muchas de las relaciones se establecen a través de medios digitales, la cohesión grupal sigue siendo necesaria. Han cambiado las herramientas, pero no el concepto.

 

 

Dinámicas de cohesión grupal. ¿Te animas a probar alguna?

De ahí que muchas empresas apuesten por estrategias y actividades cuyo propósito es fomentar la cohesión grupal. El coaching empresarial busca precisamente eso: que las personas encuentren su lugar en los grupos de trabajo y establezcan una dinámica eficaz para la consecución de objetivos.

Si eres responsable de algún grupo de trabajo y quieres afianzar su nivel de cohesión, puedes intentarlo con alguna dinámica orientada hacia tal fin. Existen muchas y de diversa índole. En este caso te sugerimos cuatro:

a) Yo guío, yo confío:

Se conforman parejas y uno de los integrantes debe llevar los ojos vendados; el otro se encargará de guiarlo durante un determinado trayecto. La idea es que a través de las indicaciones que se le den, la persona con los ojos vendados emprenda un trayecto con un objetivo específico y que de esta manera se afiancen los lazos con su guía.

b) Pies atados:

También en parejas, con un lazo se unen del tobillo el pie izquierdo de un integrante con el pie derecho del otro. La dinámica puede tener dos formas de resolución: o bien se les encarga un objetivo específico a cada pareja, obligándoles a que se pongan de acuerdo en cada decisión que tomen, o bien se pide a todos los participantes del grupo que hagan una fila ordenada. Es idóneo para cualquier edad.

c) ¿Qué pensáis de mí?

Los participantes deben tener un folio en blanco adherido a la espalda. Se les pide que apunten en dicho folio lo que piensan de cada persona, sus habilidades, los adjetivos que mejor les describe, entre otras cosas. Al final, cada uno tomará su folio y leerá los comentarios que los demás hayan puesto en él. Las conclusiones se pondrán en común y se hablará de la utilidad que esto tiene para el grupo.

d) Bingo:

En vez de número, este cartón de bingo contiene preguntas adaptadas al contexto, la edad y las necesidades del equipo. Pueden ser de cualquier tipo, pero se recomienda que sirvan para que los integrantes se conozcan mejor. Cada espacio debe ser rellenado con un nombre distinto. El primero en rellenarlos todos grita ‘Bingo’ y las conclusiones de la dinámica se ponen en común.

 

POST - TOFU - Nuevas habilidades Liderazgo
Tags:

Añadir comentario