Mejores incentivos laborales para tus empleados

La motivación de tus empleados es fundamental para que tu empresa vaya viento en popa y consigas las metas que te has propuesto alcanzar. No obstante, mantener el interés, la implicación y el compromiso de tu equipo de trabajo no es tarea fácil, por eso te explicamos cómo elaborar un buen plan de incentivos laborales.

¿Qué es el incentivo laboral?

Los incentivos laborales son una de las mejores herramientas para que tus empleados se encuentren a gusto en su trabajo y mejoren su productividad.

Pero, qué es mejor ¿incentivos económicos o no económicos? A continuación te explicamos con qué tipo de incentivos lograrás una plantilla eficiente y contenta.

>> ¿Quieres formarte en Dirección de Recursos Humanos? Haz click aquí para consultar información del Máster en Dirección de RRHH de EAE <<

Incentivos para empleados: ¿por qué es conveniente incentivar a tus empleados en el entorno laboral?

Los incentivos te ayudarán a tener una plantilla motivada, eficaz y comprometida. Además:

    • Los incentivos te permiten mantener a los mejores trabajadores y atraer otros con talento.
      Los incentivos son el motivo por el que los mejores miembros de la organización deciden permanecer en ella. Además, las buenas noticias corren rápido: otras personas en la comunidad en busca de trabajo elegirán tu organización como el lugar deseado para trabajar.
    • Los incentivos incrementan la productividad de los miembros de la organización.
      Los empleados harán su mejor esfuerzo para ser productivos para permanecer en la organización.

Si estás interesado en aprender sobre los incentivos laborales y la gestión de talento, te recomendamos esta guía gratuita:

    • Un programa de incentivos puede reducir el favoritismo real o percibido al recompensar por igual a los empleados por sus acciones o su antigüedad.
      Los celos y la envidia pueden ser muy perjudiciales para una organización y de seguro surgirán si los empleados son recompensados en forma desigual.
    • Los incentivos levantan el ánimo.
      Un simple “gracias” o “buen trabajo” por parte de un supervisor puede hacer que una persona se sienta segura y orgullosa en su trabajo.

¿Para qué sirven los incentivos?

Como decíamos, los incentivos laborales sirven para aumentar el compromiso de la plantilla, al elevar su moral y satisfacción con la empresa. Esto minimiza el absentismo, reduce el conflicto y evita que se cree un clima laboral negativo.

En una atmósfera aboral saludable se consiguen mejores resultados en términos de rendimiento. Es un hecho, los empleados mejor incentivados son más productivos. ¿Has oído hablar de la motivación extrínseca?

Si relacionamos los efectos positivos con la pérdida de algunas de las condiciones negativas que atenazan a las empresas, tenemos que los incentivos laborales impulsan el ahorro, no solo por ese extra que se gana gracias a un mejor trabajo, sino por lo que se deja de perder por las razones mencionadas.

El alcance de un programa de incentivos bien planteado es tan amplio que consigue ayudar a retener y atraer al talento, ayudando a identificar a los perfiles con mayor potencial y optimizando la gestión de recursos humanos del negocio.

¿Incentivos económicos o no económicos?

Cuando te plantees si quieres ofrecer a tus empleados incentivos económicos o no económicos, no optes por un solo tipo. Has de conseguir un buen equilibrio entre los incentivos monetarios y los no monetarios y así lograrás satisfacer los intereses y necesidades de la gran mayoría de tus empleados.

Respecto a los incentivos económicos, son las recompensas más extendidas y más utilizadas para mejorar la satisfacción, motivación y productividad de los trabajadores. Como complemento al sueldo base, se suele “premiar” a los empleados con primas anuales, pensiones, aumentos de salario, bonificaciones, planes de préstamos o reembolsos de servicios médicos, entre muchos otros.

Incentivos no monetarios y monetarios que puedes poner en práctica

¿Cuáles son los incentivos no económicos? Ejemplos

Los incentivos no económicos te ayudarán a hacer que tu equipo se sienta a gusto en el trabajo y se mantenga comprometido con el proyecto que queréis sacar adelante. Algunos de los incentivos no monetarios que mejor recalarán en tus empleados son:

  • Flexibilidad horaria: reduce el tiempo dedicado para la comida para poder adelantar la hora de salida, propón trabajar unas horas más durante la semana para tener la tarde del viernes libre o mantén la jornada intensiva en verano. Con estas opciones, entre otras muchas otras, se aumenta la calidad de vida de los trabajadores y se facilita la conciliación laboral y familiar. Puedes plantear a los trabajadores que tengan mayor rendimiento que sean ellos quienes diseñen su propio horario. Durante un mes, por ejemplo, ofréceles un rango de horas de trabajo que ellos puedan elegir y permíteles que las organicen como ellos prefieran.
  • Elección de días libres y vacaciones: cuando no tienes mucho dinero para gastar en incentivos, pero aun así quieres hacer algo para levantar la moral, considera darle tiempo libre extra a tus empleados. Un día adicional sumado a sus vacaciones te cuesta muy poco dinero y a ellos les sentará muy bien. Esta medida también facilitará la conciliación laboral y familiar de tus trabajadores. Por ejemplo, haz que aquellos que tengan hijos puedan elegir sus vacaciones coincidiendo con las de la escuela. Si estableces un equilibrio entre el trabajo y el ocio, se generará un ambiente muy positivo.
  • Reconocimiento de los logros: felicita a tus empleados cuando hagan un buen trabajo. A ti no te cuesta nada y para ellos es una gran satisfacción. Además, así conseguirás que el trabajador sienta que su esfuerzo vale la pena y que es una parte importante de la empresa.
  • Buen ambiente: has de promover un clima de colaboración y confianza en el trabajo, fomenta la relajación y sé amable con todo el mundo.
  • Integración en la empresa: si incrementas el sentimiento de pertenencia a la compañía fomentarás la productividad y la consecución de objetivos. El hecho de que los empleados conozcan todos los productos, facetas y planes de la empresa hace que sientan mayor vinculación con ella.
  • Expectativas de futuro: incentiva a tus trabajadores con planes a largo plazo dentro de la empresa, especialmente en épocas de crisis. Si saben que cuentas con ellos y que valoras su trabajo, se motivarán.

Incentivos laborales

    • Viajes de incentivos. Los viajes son los incentivos laborales clásicos para el personal de ventas. Elige un centro turístico y planea una sesión de entrenamiento especial allí. Luego, estimula a tu personal a lograr las metas de ventas antes de ir. Mezcla negocios con placer en estos viajes; da a tus empleados una posibilidad de relajarse además de aprender nuevas técnicas.
    • Regalos. Los objetos como camisetas, relojes o aparatos de música también pueden servir como un buen incentivo para los empleados. Elegir el objeto correcto puede ser un poco difícil, por lo que puedes consultar un catálogo de recompensas en línea. El empleado gana una cierta cantidad de puntos por tareas específicas, los que luego puede “canjear” para comprar los objetos que necesite.
    • Formación. Actualmente, en una era en la que el acceso al conocimiento es totalmente necesario para aportar valor a la empresa, el hecho de que la propia compañía incentive a sus empleados a formarse adecuadamente es algo que aporta mucho al trabajador. Una de las formas que se están erigiendo como más efectivas y fidelizadoras del talento interno es precisamente que la propia empresa pueda costear la totalidad o una parte de una formación de cierto nivel, como puede ser por ejemplo un MBA.
    • Incentivos para empleados dentro de la oficina. Puedes animar a tus empleados ofreciéndoles incentivos dentro de la oficina. Por ejemplo, puedes ofrecerles un masajista dentro de la oficina para ayudarlos a aliviar el estrés del trabajo diario. Otra opción es incluir elementos de ocio dentro de la oficina, como futbolines o cualquier otra solución que ayude a desconectar un poco y a coger energía.

¿Cuales son los incentivos monetarios?

  • El dinero es uno de los incentivos que genera mayor motivación entre los empleados, así que siempre puedes recurrir a los aumentos salariales, primas anuales, pensiones, bonificaciones, planes de préstamos o reembolsos de servicios médicos, entre muchos otros.

Para saber más, lee este artículo sobre incentivos monetarios >>

Formación en incentivos laborales: Máster en Dirección de Recursos Humanos

Un Máster en Dirección de Recursos Humanos está pensado para formar profesionales con las habilidades directivas y competencias necesarias para liderar y promover los cambios necesarios dentro de una organización.

Incentivos laborales para trabajadores: ¿qué has de tener en cuenta?

A la hora de elaborar un plan de incentivos laborales para tus trabajadores has de tener en cuenta que:

  • Motive a los empleados a ser lo más productivos posible.
  • Promueva el aumento de la productividad de los recursos humanos a través de más y mejor educación, disponibilidad de equipo, etc.
  • Retenga el personal valioso y con talento.
  • Atraiga a los mejores trabajadores disponibles en el mercado.
  • Ahorre cuanto sea posible (especialmente en lo referente a cargas sociales o beneficios particulares como seguros, pensiones, etc).
  • Beneficie tanto al trabajador como a la empresa.
  • Sea explícito y de fácil entendimiento para los trabajadores.
  • Controlen la producción dentro de la empresa.

¿Cuál es el riesgo de un programa de incentivos mal diseñado?

Está claro que todos estos beneficios son fruto de un programa de incentivos bien diseñado. Pero, ¿qué podría suceder si se cometen errores de planteamiento?

Si bien es cierto que lo que nos motiva a unos puede no llamar la atención de otros ni impulsarles a la toma de acción, puesto que todos somos distintos, hay algunos aspectos básicos que un programa de incentivos que funcione reúne, como:

  • Tiene en cuenta las necesidades de todos y se adapta a cada perfil.
  • Se centra en esos extras que mejoran la vida de los empleados, no se usa como “parche” para cubrir aspectos básicos que deberían gestionarse de otra forma.
  • Se aplica con justicia y equidad y no sirve para hacer diferencias entre la plantilla.

Además, resulta fundamental que no solo contemple incentivos económicos, sino también incentivos no monetarios, que promueva la flexibilidad y busque satisfacer las expectativas reales de los empleados a quienes va dirigido.

Incentivos laborales para trabajadores: ¿cómo elegirlos para aumentar su satisfacción?

Cuando se trata de escoger los incentivos laborales que elevarán la moral de la plantilla, hay que tener claro el propósito que se persigue.

Productividad, lealtad, motivación… cada empresa deberá evaluar sus metas atendiendo también a las circunstancias particulares de los beneficiarios potenciales de los incentivos laborales.

Así, cuando llegue el momento de elegir incentivos laborales se podrá apostar por:

  • Beneficios atractivos y competitivos, por encima de la media de lo que otras empresas ofrecen.
  • Incentivos laborales en línea con lo que los trabajadores desean y regulados en base a unas políticas fáciles de comprender por ellos.
  • Motivaciones que se alineen con los principios que rigen la cultura corporativa.
  • Extras, monetarios o no económicos, que se adapten a los tiempos y las necesidades del negocio y su plantilla.
  • Incentivos capaces de definir a la empresa y hacerla única.

Además, al diseñar el programa de incentivos laborales hay que tener en cuenta que deberá beneficiar tanto al trabajador como a la empresa.

POST - BOFU - Master RRHH

Post relacionados:


Entradas relacionadas

13 comentarios

Miriam Ana Guadalupe

29 mayo, 2015 17:29

Muy bueno, muchísimas gracias.

jhon alexander sandoval caceres

8 febrero, 2016 14:43

buenos dias, excelente articulo. En el incentivo regalos recuerdo mucho una organización (totto) tenia una pagina de Internet en la cual el empleado a medida de cumplimiento iba obteniendo una serie de bonos las cuales podía redimirlos en planchas para el cabello, entradas a cine, bonos de descuento etc. era muy chistoso por que entonces, un empleado quería un viaje y este viaje costaba cierta cantidad de bonos y vendía y vendía no solo por su sueldo si no también por obtener este viaje.

Ana

29 febrero, 2016 11:19

Los incentivos laborales dentro de la empresa son muy importantes. Dentro de los incentivos laborales no monetarios, además de los mencionados en los artículos son los conocidos teambuilding, tan de moda hoy en día. Ya que además de incentivar a tus empleados después de un gran proyecto o porque no antes de enfrentarse a él, fortalece los lazos entre los miembros del equipo, no crees?

http://novaevents.es/motivacion-y-team-building-dos-herramientas-de-exito-para-empresas/

Mario Davila

4 marzo, 2016 14:46

agradesco por compartir temas tan importantes y actualizados que ayudan mucho a especializarce y actualizarce
gracias

Ana

4 agosto, 2016 14:43

Interesante artículo!
El otro día tope con una web de welcome pack para empresas. Consideraríais esto como un incentivo para empleados o simplemente se le categorizaría como un obsequio de le empresa hacia ellos.

http://welcomepackempresas.es/

Patricia Dávila

25 agosto, 2016 16:45

El artículo es muy bueno, gracias por ello,ciertamente por las generaciones que trabajan en las empresas, se valora más el reconocimiento y tiempo libre o un horario felxible, por lo que estos elementos pueden ser altamente motivantes.

No hay que olvidar también que los incentivos ayudan a alinear al personal por lo que el sistema de evaluación para obtención del incentivo deberá estar ligado a los objetivos de la Organización o hacia el comportamiento que desea la Organización que tengan sus empleados esto sin descuidar la Cultura Organizacional o cuidar de no afectarla negativamente.

Alejandro

23 noviembre, 2016 4:34

Exelente con el auto ayayo de estimulos de motivacion

Ricardo Namen

24 enero, 2017 21:39

Muy interesantes sus publicaciones, tengo interés en mantener el contacto e informado.
Cordial saludo

Mónica Salome Muñoz Cantero

8 noviembre, 2017 12:28

Hola, me interesa mantenerme informada

FRANCISCO JAVIER TORRES

7 enero, 2018 18:51

EXCELENTE ARTICULO, ESTARÉ ATENTO A SUS PUBLICACIONES PARA MANTENERME INFORMADO….

Giovani Leal

13 febrero, 2018 16:24

Excelente. Gracias.

Cindy Uribe

27 febrero, 2018 20:19

excelente articulo, muchas gracias.

Eric Benjamin Peregrino Ibarra

20 octubre, 2018 20:30

Estímulo que se ofrece a una persona, grupo o sector de la economía con el fin de elevar la producción y mejorar los rendimientos. Parte variable del salario o un reconocimiento que premia un resultado superior al exigible.

El objetivo de los incentivos es motivar al trabajador a que tenga un mejor desempeño laboral, es la relación que tiene con la recompensa, esta se entrega al haber obtenido un logro.

Deja un comentario