Facebook apuesta por las fotografías y los vídeos

Todas las empresas deben evolucionar para adaptarse a las exigencias del mercado y los clientes. De hecho, las grandes empresas y las verdaderamente importantes son aquellas que marcan la tendencia y el camino a seguir en un determinado sector.  Esta es una máxima que se cumple de forma evidente en el ámbito de las comunicaciones y las tecnologías 2.0.

Las redes sociales ya no son solo un fenómeno social, son una herramienta de comunicación indispensable en la que prima, cada día más, la imagen. En la sociedad actual, la imagen es cada vez más importante y aparecen numerosas herramientas y aplicaciones destinadas a ofrecer nuevas formas de comunicación basadas en la imagen.

Es por eso que Facebook debe haber llegado a la conclusión de que las opciones que ofrece para las fotografías en su red social son muy limitadas y que ya es hora de ofrecer a sus 1.600 millones de clientes una experiencia más personalizada. No en vano, otras aplicaciones como Instagram o Snapchat le han quitado parte del pastel a Facebook ofreciendo precisamente eso, un servicio especializado y basado en la imagen.

Los últimos rumores apuntan a que Facebook podría estar planeando incorporar nuevas opciones a su página web. Una de ellas sería la posibilidad de ofrecer servicio de streaming de vídeo en directo. La otra sería incorporar una aplicación que permitiría modificar las fotos desde la propia red social, añadiendo filtros o marcos al estilo de Instagram.

Estos rumores han cobrado más fuerza después de que Facebook haya completado la compra de MSQRD, una aplicación diseñada por la empresa bielorrusa Masquerade, y cuya función principal es ofrecer filtros para las fotos de selfie. De momento, la aplicación sigue funcionando de forma independiente, pero existen muchas posibilidades de que Facebook la termine incluyendo como una nueva funcionalidad dentro de la web.

No es la primera vez que Mark Zuckerberg, el creador de Facebook, intenta mejorar sus servicios para ofrecer lo mismo que otros rivales como Snapchat. De hecho, hace dos años Facebook incorporó Slingshot, una funcionalidad similar a Snapchat en la que se podían enviar mensajes que se autodestruían en breves segundos.

Con esta decisión de potenciar las imágenes y los vídeos, en Facebook esperan mejorar los resultados del año 2015, una año en el que, si bien su número de usuarios siguió creciendo, las actualizaciones y la publicación de las fotografías decrecieron de forma notable. Lo que es seguro es que Facebook, al igual que cualquier otra empresa de esta envergadura, debe ir siempre a la cabeza de la innovación del sector, y eso, cada día resulta más difícil.

¿Logrará Facebook seguir manteniéndose los próximos años como una de las multinacionales más importantes del mundo? Nosotros apostaríamos a que sí.

 

Post relacionados:

 

 

POST - TOFU - Transformación Digital
Tags:

Añadir comentario