Cómo gestionar el tiempo para mejorar el rendimiento

como gestionar el tiempo

La productividad es la relación que existe entre las unidades producidas y la cantidad de recursos empleados para alanzar dicha producción. En este sentido, uno de los recursos más valiosos con los que cuenta el hombre (y cualquier empresa) es el tiempo, ese divino tesoro.

La correcta gestión del tiempo es básica para que un profesional pueda desarrollar al máximo su potencial y evita pérdidas de tiempo innecesarias que se traducen en una menor eficacia. Para ello te mostramos unos consejos para gestionar el tiempo que son muy útiles para mejorar el rendimiento laboral.

 

No sin la agenda

Ya sea en papel o mediante una aplicación móvil, debes tener una agenda en la que puedas consultar en cualquier momento cuáles es tu timeline de tareas a realizar. Incluso podrías idear algún sistema personal y adaptado a ti, por ejemplo, asignar diferentes colores a las tareas según su orden de prioridad, lo que nos lleva al siguiente punto.

 

Establecer prioridades

Las tareas pendientes deben realizarse por orden de prioridad. Primero deben terminarse las tareas más urgentes o las más complicadas, y dejar las más sencillas o las que corren menor prisa para el final. En caso de no dar abasto con todas las tareas, siempre es más recomendable llegar a tiempo con aquellas más urgentes o importantes.

 

Organizar los bloques de trabajo

Además de tener las tareas identificadas y de establecer su orden de prioridad, es necesario organizar cada jornada laboral en bloques de trabajo. Esos bloques de trabajo deben ser innegociables y durante lo que duren (por ejemplo, en bloques de dos horas), el trabajador debe dedicarse íntegramente a lo que haya decidido abordar durante ese tiempo.

 

Evitar las distracciones

Al hilo del punto anterior, de nada sirve organizar las tareas en bloques si durante el tiempo que debemos estar trabajando no estamos plenamente concentrados y sucumbimos ante cualquier distracción..

 

Delegar trabajo

Si además de imponer metas poco realistas no somos capaces de delegar, va a ser imposible cumplir con los objetivos. Para gestionar correctamente el tiempo en la empresa un directivo o un profesional también tiene que saber delegar y confiar en la capacidad de los demás para sacar adelante el trabajo.

 

Cuidado con los objetivos poco realistas

A veces nos imponemos metas muy complicadas y somos demasiado exigentes con nosotros mismos, lo que puede llevarnos a cierta frustración profesional si no logramos cumplir unas expectativas que, por otra parte, estaban demasiado altas. Por eso, a veces, el problema no está en la gestión del tiempo, sino en ser demasiado optimistas o exigentes con los plazos.

 

Estudiar los picos de rendimiento

Es muy importante conocernos a nosotros mismos y tener detectado en qué horas del día somos más productivos y estamos más predispuestos a trabajar. Es en esos momentos del día cuando debemos aprovechar para exprimir al máximo nuestras posibilidades y abordar aquellas tareas más complicadas. Del mismo modo, es mejor dejar las tareas más fáciles, mecánicas o rutinarias para esos momentos en los que estamos más cansados o menos lúcidos.

 

Post relacionados:

 

 

POST - TOFU - Productividad Personal
Tags:

Añadir comentario