Cinco dinámicas de trabajo en equipo que debes conocer

dinamicas de trabajo en equipo

Las dinámicas de trabajo en equipo son tan antiguas como las civilizaciones de la Antigüedad. El hombre siempre ha estado abocado a formar alianzas y a definir roles dentro de los círculos sociales en los que interactúa.

El trabajo en equipo no tendría ningún sentido sin la existencia de dinámicas. Gracias a éstas sabemos cómo funcionan, qué relaciones se establecen entre sus miembros, cómo fluye la información y qué roles se asumen.

Las dinámicas de trabajo también nos hablan del espíritu de los equipos. Todo lo que ocurre en su interior incide directamente en su esencia, otorgándole cierto grado de identidad y, a veces, de cohesión y unidad.

 

Importancia de las dinámicas de trabajo en equipo

De ahí que no valga sólo con definir unos objetivos y elegir a los integrantes del equipo de trabajo. Todo esto es importante, sin duda, pero apenas constituye un primer paso para la obtención de buenos resultados.

La segunda parte, y de la cual depende en buena medida lo que suceda tras la elección de los integrantes, es la definición de la dinámica interna de cada equipo, es decir, las directrices que enmarcarán cada una de las actividades previstas.

Este proceso, que en principio parece sencillo, exige atención máxima de los líderes de los grupos de trabajo. Requiere un conocimiento detallado de sus colaboradores, de su capacidad productiva y de sus talentos y habilidades.

 

Cinco opciones de dinámicas. ¡Pruébalas!

No debemos olvidar que las dinámicas de trabajo en equipo responden a una necesidad y tienen una intención. Por ejemplo, en los equipos en los que apenas se notan las jerarquías está claro que la idea es fomentar un clima participativo en el que todos sus integrantes interactúen por igual.

Ahora bien, si se trata de mejorar la unidad y el sentido de equipo, a continuación te presentamos algunas dinámicas que debes tener en cuenta:

1) Emociones en marcha: un integrante asume el papel de un cliente que se acerca a la compañía para realizar algún tipo de gestión. Su actitud puede ser de tristeza, enfado o satisfacción. El resto del equipo debe demostrar unidad en los criterios con el fin de orientarlo.

2) Blog conjunto: utilizando el chat y otros recursos de interacción digital, los miembros del equipo deben diseñar un blog o página web en la que publicarán aspectos relacionados con el proceso de venta o la promoción de la empresas. El objetivo es lograr el máximo nivel de colaboración posible.

3) Mi equipo ideal: cuando se trate de definir los roles dentro de un equipo de trabajo, una buena dinámica consiste en que cada uno de los integrantes escriba sus cualidades y las de sus compañeros y luego se junten hasta definir lo que sería el equipo ideal.

4) Contrarreloj: se conforman dos equipos de trabajo que deben competir en la ejecución de tareas específicas. Lo más importante de esta dinámica es que siempre existe un límite temporal que impulsa a la resolución de retos dentro de un plazo máximo. El objetivo es fomentar la colaboración y el sentido de grupo.

5) Entrevista inicial: cuando los integrantes apenas se están conociendo, el grupo puede dividirse en parejas. Uno de los dos asume el rol de periodista y realiza una entrevista a su interlocutor.

 

Pon en práctica estas sencillas dinámicas de grupo para fortalecer la unión de tu equipo de trabajo y mejorar entre todos las prácticas laborales.

 

Post relacionados:

 

Lider Transformacional

Tags:

Añadir comentario