¿Cómo influye la gestión del tiempo en tu crecimiento profesional?

gestión del tiempo

En muchas empresas, el crecimiento profesional suele estar alentado por políticas de Recursos Humanos. En esos casos, este departamento se encarga de promover climas propicios para que los trabajadores puedan sacar lo mejor de sí y sus aportaciones al conjunto de la empresa sean cada vez mejores.

No obstante este marco, sin duda necesario para aspirar a un crecimiento personal adecuado, este aspecto depende en gran medida de cada individuo. O dicho de otra forma, la autorrealización es su principal motivación.

Crecer profesionalmente está vinculado a elementos como la vocación, la experiencia acumulada, los objetivos y los intereses. Sin embargo, un aspecto que no se suele tener en cuenta, quizá porque todavía no somos conscientes de su verdadero  impacto, es la gestión del tiempo, el cual merece ser visto no tanto como un elemento más de nuestra rutina, sino sobre todo como un factor de planificación a largo plazo y de desarrollo de proyectos profesionales.

 

¿Qué tiene que ver el tiempo con mi crecimiento laboral?

Por supuesto que una buena gestión del tiempo nos ayuda a ordenar nuestras rutinas laborales. De hecho, está demostrado que los profesionales de mayor éxito son los que realizan una mejor planificación de sus tareas y horarios. ¿Conoces algún emprendedor que haya triunfado a base de improvisación?

Sin embargo, es un aspecto que va mucho más lejos; no sólo se refleja en lo inmediato, sino también en el largo plazo. Echemos un vistazo a algunos aspectos que demuestran que la gestión del tiempo y el crecimiento profesional van de la mano:

  • Mejores niveles de desempeño. Los trabajadores con un buen manejo de su tiempo son más productivos, eficientes y su desempeño se convierte en la mejor carta de presentación para procesos de promoción interna, ascensos o, incluso, para abrirse campo a nuevas opciones laborales.
  • Clarificación de objetivos. ¿Cuántas veces, víctimas del estrés y de la mala planificación, perdemos de vista nuestros objetivos profesionales? Cuando esto pasa, el bosque nos impide ver los árboles. Una buena gestión del tiempo nos permite crear hábitos eficientes y nos ayuda a clarificar nuestras ideas sobre lo que deseamos en el plano profesional. Inmersos en la improvisación y en altos niveles de estrés, esto resulta imposible.
  • Nuevos contactos y oportunidades. La buena gestión del tiempo nos ayuda incluso a dedicar momentos para actividades complementarias, por ejemplo la búsqueda de nuevas opciones profesionales o la ampliación de nuestros contactos. Tu próxima oportunidad puede estar a la vuelta de la esquina.
  • Mayor formación y capacitación. Si aprendes a organizar tus rutinas, es casi seguro que tendrás tiempo extra que puedes emplear en nuevas opciones de formación o capacitación. ¿Tienes idea de cuánto valor añadido aporta esto en los procesos de selección de personal o de promoción interna en una empresa?  Pues bien, ya tienes una razón más para distribuir tus horarios de tal forma que la formación también forme parte de tu día a día. Tus posibilidades laborales aumentarán notablemente. Es cuestión de método.

 

Post relacionados:

 

ERD Marzo 2016

Tags:

Añadir comentario