Retener el talento corporativo, ¿es posible?

Los trabajadores de las empresas constituyen un capital valioso en sí mismos. Cada uno tiene habilidades y competencias precisas que contribuyen al buen desempeño de los procesos y la consecución de objetivos.

Sin embargo, está claro que existen trabajadores con capacidades o rasgos especiales. Son aquellos que destacan por sus talentos, habilidades y destrezas, rasgos que suponen un valor añadido para las empresas. Ante esto, los responsables del área de Recursos Humanos deben hacer todo lo posible por retenerlos. ¿Cómo?

retener talento

No es un tema nuevo. Por lo general, los profesionales altamente cualificados y con talentos añadidos acumulan en su currículum múltiples experiencias laborales, pues precisamente por sus capacidades son requeridos en diversas compañías y, de alguna manera, están acostumbrados a la movilidad laboral.

Suelen ir a los sitios en los que más cómodos se sienten y donde les ofrecen mejores garantías, tanto contractuales como de bienestar en general. Saben que su talento es valioso y por eso no están dispuestos a emplearlo en cualquier parte.

eae mba executive

 

 

Los Recursos Humanos, pieza estratégica

A quien corresponde la labor de gestionar el talento es al área de Recursos Humanos, siempre en la búsqueda de estrategias y fórmulas para atraer los mejores perfiles a sus filas y, de este modo, aumentar la productividad en las empresas.

No obstante, una cosa es atraer y otra distinta es retener. En el primer caso, basta con hacer ofertas atractivas para captar a los mejores profesionales de un sector. En el otro es más difícil, pues el trabajador ya forma parte de la compañía y es necesario negociar con él para que no abandone su puesto actual.

¿Cómo se logra esto? ¿Existe alguna fórmula genérica para retener a los trabajadores más talentosos? Evidentemente, no; de lo que sí es posible hablar es de un conjunto de tácticas y estrategias para conservar el talento. Repasemos algunas:

a) Generar un sólido sentido de pertenencia:

Cuando los valores tanto internos como externos de una empresa están alineados, es difícil que sus trabajadores no se sientan parte de los procesos. Si eso es así, el talento de los mejores miembros está garantizado, pues el sentido de pertenencia que éstos tendrán hacia la marca no será puesto en duda.

b) Clima laboral óptimo:

Elementos como las instalaciones físicas, la estructura corporativa, la delegación de labores y hasta las condiciones de contratación también suman. Cualquiera que no se sienta a gusto en un sitio, no tardará en abandonarlo.

c) Impulsar la promoción interna:

Otra fórmula para retener a los trabajadores talentosos es darles la oportunidad de ascender en la pirámide corporativa. Es una forma de reconocer el valor profesional y los logros alcanzados en ciertos períodos de tiempo.

d) Instaurar un sistema de incentivos:

Algunas empresas son partidarias de generar sistemas de incentivos para sus mejores fichajes, especialmente en el área de ventas o en aquellas en las que se ejecuten proyectos a corto plazo. La recompensa será una forma de valorar los logros. Eso sí, es preciso definir claramente cuándo, cómo y cuáles serán los incentivos.

e) Generar nuevos proyectos:

La inmovilidad es una de las causas que explican la fuga de personal talentoso. Algunas empresas dejen de investigar o de generar aportes en su terreno, lo cual lleva a que sus mejores trabajadores sientan que son infravalorados. Generar nuevos proyectos es una forma de motivar a los miembros de una empresa y de inculcar en ellos el compromiso y el sentido de pertenencia por la marca.

f) Insistir en la formación del personal:

Finalmente, nunca se debe renunciar a la formación. Es la mejor manera de conservar el talento. Invertir en los trabajadores es invertir en las empresas.

 

Post relacionados:

 

eae mba executive

Tags:

Añadir comentario