¿Qué caracteriza a las organizaciones saludables?

El bienestar de los trabajadores debe ser la preocupación principal de las empresas, sin importar su actividad comercial o la cantidad de personal que tengan contratado. Se trata de su patrimonio más valioso, pues a fin de cuentas son quienes desarrollan los planes de empresa y cumplen con los objetivos.

¿Qué-caracteriza-a-las-organizaciones-saludables

Los modelos de liderazgo autocrático y burocrático implementados a lo largo del siglo XX han dado paso a otros más flexibles y participativos, y en los que se trabaja para la creación de un ambiente laboral óptimo.

La psicología organizacional ha acuñado recientemente el término de «organizaciones saludables», el cual hace referencia a aquellas empresas o compañías que invierten recursos para mejorar el bienestar y la productividad de sus miembros. Del mismo modo, ha calificado como «organizaciones tóxicas» a aquellas que incumplen dichos principios o que no se esfuerzan por implementarlos.

 Si quieres empezar a aplicar el liderazgo transformacional, te enseñamos cómo en nuestra guía: ¿Qué es el liderazgo transformacional y cómo desarrollarlo dentro de tu empresa?

 

Empresas saludables, ¿cómo reconocerlas?

La clave para entender el concepto está en el término «saludable», que no se reduce a señalar el aspecto sanitario de los trabajadores, sino que se hace extensivo a otros elementos que configuran el ambiente laboral en su conjunto.

Para empezar, una empresa de estas características cuenta con un plan marcado de antemano que promueve el bienestar en sus distintos departamentos. En dicho plan se incluyen estrategias para fortalecer aspectos como:

  • La salud y la seguridad relacionadas con el espacio físico:

Lo primero es proveer a la plantilla de buenas instalaciones. El espacio laboral debe adecuarse a las necesidades de quienes se desempeñan en él y caracterizarse por la comodidad, la oportunidad y el bienestar. Esto también implica que los miembros de una organización tengan a mano los recursos y equipos necesarios para ejecutar eficientemente sus labores.

  • Elementos del ambiente psicosocial:

Hablar de ambiente psicosocial es referirse a todos aquellos elementos que rodean a las prácticas de una empresa y afectan directamente a la psicología del personal. Por ejemplo, una empresa saludable cuida de que los entornos, por más negativos que sean, interfieren lo menos posible en sus procesos internos y, de paso, hacen lo que esté de su mano por mejorarlos.

  • La cultura de ambiente y desempeño en el trabajo:

Sin embargo, además de lo que pasa fuera, una empresa saludable también destina recursos para saber cuál es la cultura de trabajo que predomina en su ambiente. En función de las estrategias que se pongan en marcha, intentará mejorar las prácticas que no resulten favorables para el desempeño de sus trabajadores.

  • Sostenibilidad del ambiente de trabajo:

Tan pronto se hayan corregido los fallos que se identifiquen en el clima laboral, la dirección debe hacer sostenibles las soluciones que ha implementado. No pueden ser puntuales y agotarse en un plazo corto. Y debe ser así no sólo por una cuestión de archivo corporativo, sino también para que la mejora continua se convierta en un elemento más de la filosofía de cada organización.

  • Normativas de riesgos y seguridad laboral:

El plan del que hablábamos antes debe estar alineado con las normativas o leyes que regulen los riesgos laborales de cada país, región o localidad. Este aspecto es uno de los que mejor definen a las empresas saludables. Respetar estos marcos se constituye en un paso fundamental para garantizar el bienestar de los trabajadores y puede llegar a convertirse en una ventaja competitiva.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Tags:

Añadir comentario