¿Cómo exportar? Pasos y requisitos esenciales

 La exportación es un mecanismo al que recurren muchas empresas para llevar a cabo sus planes de expansión y crecimiento. Es una muestra de que se está listo para entrar en nuevos escenarios comerciales.

Sin embargo, no todos los emprendedores están preparados para hacerlo. De hecho, se trata de un proceso complejo y sobre el cual es necesario informarse oportunamente si se quiere cumplir con las expectativas trazadas.

Cómo-exportar-

No es una cuestión que se reduzca a vender dos o tres artículos en el exterior. Tampoco se trata de apoyarse en un par intermediarios que residan fuera y realizar envíos de un producto cada cierto tiempo.

Por el contrario, la exportación es una actividad que debe ser continua en el tiempo y cuyo principal objetivo es la consolidación de un producto o servicio en ese mercado en el que se pretende ingresar como agente activo.

 

Exportar con método: algunos pasos

El estudio del mercado, la valoración del segmento de clientes, la utilidad del producto o servicio y los marcos legales son algunos de los elementos a tener en cuenta antes de tomar la decisión de ingresar en el campo de las exportaciones. Veamos algunos pasos esenciales en la etapa previa del proceso:

1)     Investigación: existen dos modelos de investigación de mercado. El primero consiste en entablar contacto directo con empresas, intermediarios y personas que estén vinculadas al sector de las exportaciones y recoger experiencias que sean de utilidad. El otro va dirigido a la consulta de libros, estudios e informes sobre la actividad y el escenario específico.

2)    Planificación: todo proyecto de exportación debe tener un plan que ayude a la empresa a moverse en el mercado. Será la hoja de ruta que siga, con objetivos y plazos claramente definidos.

3)    Diseño de estrategias: cada escenario comercial requiere de unos métodos de actuación específicos. Tras la investigación y la planificación, las empresas tienen que avanzar hacia la definición de acciones comerciales concretas y las estrategias de marketing que emplearán.

4)    Financiación: con todo esto definido, el siguiente paso consiste en buscar las fuentes de financiación para llevar a cabo el plan de exportación. Aunque suele ser incluido en la planificación, este aspecto merece atención especial dentro de las etapas previas, pues de él dependerá la sostenibilidad del negocio a largo plazo. Es preciso revisar planes, estrategias y ver a qué agentes se puede recurrir para la búsqueda de fondos y recursos.

 

Exportación: requisitos que debes tener en cuenta

Los requisitos para convertirse en un exportador de productos varían en función del contexto y la legislación de cada país. Existen estándares internacionales, pero aun así es preciso conocer las exigencias de cada autoridad.

En el caso de España, la lista de requisitos se subdivide en dos categorías para hacer más fácil su comprensión y verificación. Veamos cuáles son:

  • Trámites tributarios y aduaneros:

Se trata de aquellos documentos que avalan la salida de los productos del país hacia otras zonas del mundo. Los principales son:

– Certificado de circulación de mercancías.

– Clasificación de mercancías.

– Código arancelario.

– Documento Único Administrativo.

– Número de Registro de Identificación (EORI)

– Operación económica autorizada.

– Registro de devolución mensual de IVA:

  • Documentos y certificados específicos:

En este caso, se trata de documentos relacionados específicamente con el producto, el sector al que éste pertenece y las formas de envío:

– Certificado de exportación y restitución.

– Certificado de calidad comercial.

– Certificación de Denominación de origen.

– Certificado sanitario.

– Certificado de embalajes.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Tags:

Añadir comentario