Economías de escala y eficacia productiva

Las economías de escala están íntimamente ligadas desde su propia definición a la reducción de los costes de producción y, por tanto, a la eficacia productiva. Se conocen como economías de escala a las ventajas en cuanto a costes de producción que una empresa obtiene a medida que aumenta su tamaño.

economias de escala

Las economías de escala se basan en una premisa sencilla pero difícil de alcanzar: cuanto más grande sea la empresa, más barato será producir. Este término es esencial para entender los negocios internacionales, el libre comercio y, en general, la distribución de las empresas en el mercado. Pero, ¿en qué se basan realmente estas economías de escala para llegar a dicha conclusión?

 

Características de las economías de escala

Cabe destacar que las economías de escala se basan en la reducción del “coste unitario” de producción, no del “coste total”, que puede aumentar en función de las unidades producidas. Por ejemplo, si una empresa produce 100 unidades a 300 el coste unitario sería 3. En cambio, si produce 200 unidades a 400 el coste total será mayor, pero el coste unitario se reducirá a 2.

Pero veamos cuáles son los baluartes principales de una economía de escala:

En primer lugar, está el hecho de que una empresa, cuanto más grande sea, más interesada va a estar en adoptar nuevas técnicas y procesos de producción más optimizados. Una empresa pequeña seguramente no esté dispuesta en realizar una inversión importante para modificar su operativa o sus instalaciones, pero una más grande si lo estará si le beneficia a medio/largo plazo.

En este sentido, hay que tener en cuenta que la empresa, cuanto mayor sea su tamaño, más se va a beneficiar de las mejoras en la operativa. Una empresa que fabrica 100.000 botellas de refrescos obtendrá un ahorro operativo mucho mayor que una que fabrica 1.000.

Por otra parte, las empresas más grandes y solventes obtienen más confianza por parte de los inversores. Estas empresas tienen capacidad de atraer capital gracias a que dominan mayores sectores de mercado y tienen más clientes, por tanto, pueden aprovecharse de estas inversiones para destacarse de la competencia.

Otro de los factores a tener en cuenta son los proveedores. Generalmente, a mayor volumen de pedidos, mejor precio se obtiene por unidad. Además, existe la posibilidad de establecer contratos a más largo plazo con los proveedores, lo cual también repercute positivamente en el coste unitario.

 

Economías de escala y eficacia productiva

Las economías de escala se centran en la eficacia productiva para aumentar el rendimiento operativo de la empresa, beneficiándose de su tamaño para obtener diversas ventajas frente a la competencia.

Cuanto más grande sea una empresa, más le va a repercutir todo lo relacionado con su capacidad de producción: instalaciones, procesos, tecnología, inversiones, proveedores, publicidad, etc.

Para mantener esta eficacia productiva, las economías de escala no pueden traicionar la ley de los rendimientos decrecientes, que dice que la productividad en un ámbito no se puede mejorar indefinidamente sin mejorar la productividad en el resto. Por ejemplo, si una empresa ha optimizado al máximo la fabricación de un producto gracias a la tecnología, también debe optimizar sus canales de distribución para dar salida a esos productos y reducir el coste efectivamente.

 

Post relacionados:


POST - TOFU - Estrategia Internacional - Duplicado

Tags:

Añadir comentario