Si conseguir las habilidades directivas correctas para manejar tu equipo de trabajo te cuesta un verdadero esfuerzo, debes comenzar a pensar en trabajar sobre esos puntos y saber con cuáles debes contar para ser un líder respetado que pueda servir de ejemplo.

Son muchos los artículos que encontrarás recogiendo multitud de características que tienes que trabajar para ser el mejor en lo tuyo. Repasa toda la información que  tengas sobre este tema, utiliza como modelo los ejemplos que puedan existir en tu empresa.


TEXT - BOFU - Executive MBA


Qué es lo importante

Para algunos como Oscar Fajardo en su post sobre las habilidades directivas “el directivo ha de ser una persona muy completa que maneje las llamadas habilidades hard (conocimientos técnicos y de negocio) con las habilidades soft (liderazgo de personas, comunicación, negociación, etc.)”.

Los expertos han introducido un concepto nuevo, el de la resiliencia del directivo. Este concepto, heredado de la física, nos habla de la capacidad de adaptación y de cómo lograr volver a la normalidad tras un cambio, creciendo en el proceso y mejorando en el mismo.  “La vida personal y profesional es cambio, y debemos desarrollar la habilidad de adaptarnos al mismo, sacando lo mejor de cada situación a la que nos enfrentemos” (Laura Mateo).

Características fundamentales del directivo

A pesar de las diferentes listas que podrás leer sobre las múltiples características que tiene que reunir un buen directivo, existen una serie de puntos en común que reúnen las que se ven como imprescindibles para cualquiera que lo analice:

  • Autoconocimento, autoconfianza y habilidades sociales e interpersonales. Partes de que te conoces a ti mismo y confías en tus posibilidades (inteligencia emocional y social) para poder influir en tu equipo de trabajo.
  • Conocimiento del negocio y visión estratégica, el directivo conoce a fondo la empresa y la relación interna y externa de todas sus partes. Este conocimiento le permite desarrollar planes y analizar las posibles desviaciones que se puedan dar en su desarrollo.
  • Control, supervisión y orientación. El director conoce todos los ámbitos de la empresa, analiza los resultados y muestra a sus empleados cómo conseguir los objetivos.
  • Asertividad en los procesos negociadores. Mostrarse como un directivo que respeta en la negociación pero que se mantiene firme en sus objetivos. El respeto hacia los demás es el que motiva la negociación y la comunicación.

 

Post relacionados:


POST - TOFU - Habilidades Manager (Duplicado)