Principales países de destino de las exportaciones españolas

Las exportaciones españolas han reportado un notable crecimiento desde 1990. En ese año, el porcentaje de los productos que cruzaron las fronteras nacionales representaba apenas un 11.51% del PIB, mientras que el año pasado se situó en el 23, 49%, es decir, una cifra que habla de un incremento de más del 110%.

El único lunar en esta tendencia al alza fueron los años de crisis, cuando la economía española se resintió y, por ende, también lo hicieron las exportaciones. En ese período, comprendido entre los años 2007 y 2011, el sector se mantuvo entre el 15% y el 17%, y sólo hasta el año 2012 volvió a repuntar.

exportaciones-españolas

Aunque este indicador es sin duda positivo, es preciso añadir que España aún sigue situada en el puesto 100 entre 189 países exportadores en el mundo. Sin embargo, si para tal efecto incluimos el total de beneficios, que se calcula en 250.000 millones de euros en 2014, el país ascendería al puesto 18 en ese mismo ranking.

Esta situación se explica, en parte, por la propia recesión, que para un buen número de empresas españolas significó una oportunidad de expansión y de búsqueda de nuevos mercados, tanto en Europa como en el resto del mundo.

Si miramos estos datos en clave interna, las comunidades autónomas en las que más han crecido las exportaciones en el último año son Aragón (21.6%), Castilla-La Mancha y Baleares (13.5%). La cara opuesta se refleja en otras regiones como Cantabria (-11%), la comunidad de Murcia (-6.5%) y Canarias (-3.7%).

 

Áreas geográficas de las exportaciones españolas

Una de las claves para entender el incremento de las exportaciones es la apuesta por varios mercados a la vez. Los productores españoles no se han limitado a actuar en un solo escenario, sino que han diversificado la oferta a países de los cinco continentes.

Europa, por cuestiones de cercanía e integración, sigue siendo el principal destino de las exportaciones. Los vínculos con América Latina, Estados Unidos y Canadá se han reforzado en este tiempo, mientras que se ha abierto el frente de Asia con la presencia cada vez mayor de China como primera economía mundial.

Para ahondar aún más en este terreno, hagamos un repaso por las principales áreas en las que se centran las exportaciones españolas:

Unión Europa

Este incremento de las exportaciones no podría entenderse sin la integración del país en el escenario de la Unión Europea. En lo que respecta a los seis primeros meses del año 2015, los productos nacionales que encontraron destino en los países miembros de la UE representaron el 65% del total en ese período. Los principales socios comerciales del país siguen siendo Alemania (las exportaciones a ese país se incrementaron un 7.3% en el último año), Francia (5.1%), Italia (10.8%) y Reino Unido (8.0%). Además, el incremento también se notó hacia los países que no forman parte de la UE, el cual se fue de un 2.5% más que en el año 2014.

Oceanía

El año 2015 también se ha producido un incremento del 14.3% en las exportaciones hacia Oceanía, especialmente hacia Australia. Tras tres períodos anuales en los que los datos se mantuvieron casi inalterables, en los últimos doce meses se ha recuperado la senda de crecimiento que se registra desde 1999. En concreto, los productos españoles en Australia superaron el 17% del PIB, un dato que sólo se había alcanzado en el año 2008, es decir, justo en el inicio de la crisis económica.

América Latina, EE.UU y Canadá

El intercambio comercial con Estados Unidos es una de las prioridades de la Secretaría de Estado de Comercio, que incluso negocia en la actualidad un nuevo tratado para el intercambio de bienes y servicios entre los dos países. Vinos, aceitunas y derivados cárnicos son los principales productos que demandan los norteamericanos de nuestro país. Además, el envío de productos hacia Canadá creció un 20.8%.

Con respecto a América Latina, México se consolida como la primera salida comercial de los productos españoles, cuyos beneficios en este país rodaron los 3.500 millones de euros el año pasado. En cambio, las ventas a Brasil, que hasta hace relativamente poco reportaba un crecimiento sostenido, se redujo un 13%. El retroceso también ha sido notorio en otros países de la región como Venezuela, Ecuador, Perú y Colombia, entre otros, aunque es bueno destacar que la presencia de productos españoles en esta zona sigue siendo de gran relevancia para la economía nacional.

China (y resto de Asia)

El protagonismo de China en el panorama económico mundial ha consolidado varias alianzas del gigante asiático con varios países, entre ellos España. El impulso gradual de las clases medias chinas ha aumentado el poder adquisitivo de los ciudadanos y, por ende, el consumo de nuevos bienes. En el caso de nuestro país, las exportaciones a este destino han crecido un 48% en los últimos años. Traducido en beneficios, son cerca de 500 millones de euros anuales; en ese mismo contexto, las exportaciones a la isla de Hong Kong ya suponen unos 170 millones de euros.

Otros destinos

Actualmente, la lista de exportaciones españolas se completa con destinos de Oriente Próximo y África. En el primer caso, destacan los productos que se abren paso en países como Emiratos Árabes Unidos, que en el último año crecieron un 20.9%, y Arabia Saudí, que también reportó un ascenso de 42.8%. En cuanto a África, las empresas han ampliado su presencia principalmente en Egipto y Marruecos.

 

¿De qué productos españoles estamos hablando?

Según datos del Ministerio de Economía, marzo de 2015 fue el mes en el que por vez primera las exportaciones españolas superaron los 23.000 millones de euros, de los cuales un buen porcentaje corresponde al sector del automóvil. La lista es mucho más amplia y contiene productos como los siguientes:

  • Frutas y legumbres (1.622 millones de euros)
  • Textiles y confección (1.303 millones)
  • Componentes del automóvil (1.062 millones)
  • Medicamentos (984 millones)
  • Aparatos eléctricos (940 millones)
  • Aeronaves (877 millones)
  • Petróleo y derivados (850 millones)
  • Plásticos (841 millones)
  • Hierro y acero (768 millones)
  • Maquinaria industrial (735 millones)
  • Productos cárnicos (502 millones)
  • Metales no ferrosos (550 millones)

 

Post relacionados:


New Call-to-action

Tags:

Añadir comentario