Expertos en Negocios Internacionales ¿Por qué son tan importantes?

Los negocios internacionales son mucho más complejos que las transacciones, las ventas y los movimientos de capital que se realizan fuera de nuestras fronteras. Eso, en el fondo, se ha realizado desde la Antigüedad, cuando las culturas e imperios iban en busca de nuevos mercados e intercambiaban bienes y servicios con sus vecinos. La Historia de la humanidad está llena de episodios de ese tipo.

TEXT - Experto en Negocios Internacionales (Actualizar)

¿Qué son los negocios internacionales?

Tienen que ver, por supuesto, con el intercambio de bienes y servicios entre agentes de varios países, es decir, en un escenario marcado por convenciones, conductas y normas que trascienden lo local y, a veces, lo regional.

Sin embargo, es una práctica que tiene muchas más aristas y elementos, sobre todo si tenemos en cuenta que fenómenos como la globalización y la revolución digital han derrumbado muchas fronteras y reducido las distancias tradicionales. Es decir, quizá nunca haya existido un momento más propicio para los negocios internacionales que el que vivimos en la actualidad.

Lo que antes era una estrategia exclusiva de unos pocos, especialmente aquellos que contaban con los recursos y los medios suficientes, se ha convertido en una opción para muchas empresas que buscan panoramas comerciales distintos. Vamos, que salir al exterior ya no es un privilegio ni mucho menos una cuestión de azar.

Todo lo contrario, en muchos sectores del comercio es incluso una necesidad, pues la labor de ciertas empresas no se entendería sin el intercambio permanente de bienes y servicios con marcas y empresas de otras latitudes y continentes.

Negocios Internacionales ¿Para qué?

Para empezar, te proponemos ir al origen del asunto, es decir, las causas por las cuales las empresas deciden emprender el arduo pero satisfactorio camino de la negociación internacional.

Como es normal, no existe una única causa. Cada empresa tiene sus propios planes, necesidades y expectativas. No siempre se busca lo mismo. Sin embargo, sí que es cierto que incursionar en este escenario casi siempre está ligado a la expansión y el crecimiento empresarial. Repasemos algunas de esas razones:

1. Expansión de ventas:

Como experto en negocios internacionales debes saber que el mercado exterior supone, en casi todos los casos, un crecimiento de las ventas. La razón de esto es más bien sencilla: afuera hay más consumidores que en los mercados locales. Sin embargo, para que esto pueda hacerse efectivo, es preciso tener en cuenta que el producto o servicio de tu compañía debe suscitar el suficiente interés en estos nuevos mercados. De lo contrario, será un salto al vacío.

2. Obtención de nuevos recursos:

Otras veces tu motivación puede ser la búsqueda de elementos como el capital, la tecnología, la información o las estrategias de trabajo que existan en esos países a los que apuntas y no en tu propio mercado. Esto se hace generalmente cuando una empresa tiene planes de expandirse a otros lugares y aspira a una integración plena con el entorno.

3. Reducción de riesgos:

Sin embargo, incursionar en negocios internacionales no siempre puede ser una estrategia ofensiva o de crecimiento. También puede tener una raíz defensiva. Muchas empresas establecen nexos con compañías del extranjero con el objetivo de minimizar los riesgos de las ventas y utilidades, es decir, para abrir caminos alternativos en caso de que los negocios locales no den el resultado esperado.

 

POST - TOFU - Posicionarse en el mercado internacional

Añadir comentario