Música para motivar al empleado, el coaching más creativo

La música es algo básico para millones de personas, hasta el punto de que algunos hacen de ella su vida. El poder de la música es enorme; es capaz de cambiar nuestro estado de ánimo, causar sensaciones de todo tipo, convencer a un auditorio, etc.

Sin embargo, parece que la música dentro del ámbito laboral es, en algunos casos, como una especie de tabú, un simple divertimento que no tiene cabida dentro de los límites del lugar de trabajo. En definitiva, la música parece estar destinada indefectiblemente al ocio, cuando no tiene por qué ser así.

musica trabajo
Es cierto que cada persona tiene sus gustos y que no a todo el mundo le gusta la misma música, pero existen determinados géneros o estilos que pueden ayudar a mejorar el rendimiento laboral.

Por ejemplo, en un taller o en un lugar de trabajo con mucha actividad o donde se trabaje de pie, lo más recomendable es tener música animada, por ejemplo rock. En cambio, si tu trabajo requiere tranquilidad y concentración, se puede apostar por unos ritmos más tranquilos, música ambiental, jazz, etc.

Sin embargo, escuchar música en el trabajo para motivarse no es más que quedarse en la superficie de las posibilidades. Hay músicos que demuestran que la influencia de la música en la empresa, trabajadores y clientes puede ir mucho más allá.

 

El caso de Alejandro Abad

La separación entre la música y el ámbito laboral está disminuyendo cada vez más, hasta el punto de que profesionales de la música se dedican en la actualidad a usar este arte para motivar a empresarios y trabajadores.

Es el caso de Alejandro Abad, uno de los compositores españoles más conocidos, ganador en dos ocasiones del festival de la OTI y dos veces participante en Eurovisión. Abad ha compuesto canciones para algunos de los mejores artistas latinos del mundo, y sus temas han vendido más de 30 millones de discos. Sin embargo, en la actualidad, su enfoque de la música es otro.

A través de su Campus ESART, Abad busca unir música y empresa, tanto para motivar al empleado como para estimular a los clientes. Una de las estrategias que utiliza es crear una canción propia que resuma la visión, objetivos y bondades de la compañía.

La creación de la canción consta de 10 fases en las que interviene toda la empresa, desde los empleados de menor cualificación hasta los altos directivos. Algunas de estas fases son la composición y grabación de la canción, la elección de los cantantes solistas o la grabación de un videoclip.

 

¿Qué ventajas ofrece este método?

  • En primer lugar, crea una ilusión en el empleado, la motivación por hacer algo diferente, original y divertido.
  • En segundo lugar, fomenta el compañerismo y conocerse mejor entre los miembros de la empresa, sobre todo entre aquellos que son de diferente rango o no suelen estar en contacto.
  • También es positivo para el cliente, que puede conocer la imagen de marca y la visión de la empresa de una forma distinta y atractiva, es decir, ayuda a diferenciarse de la competencia.
  • Al participar todo el equipo en el proceso creativo, se fomenta el sentimiento de pertenencia y unión a la marca.

Como se puede comprobar, la música no solo puede mejorar el ambiente y el rendimiento laboral, también puede diferenciar a una marca y tener la capacidad de vender una imagen o un producto. La música podría ser tu mejor publicidad.


Post relacionados:

 

New Call-to-action

Tags:

Añadir comentario