Luces y sombras del outsourcing empresarial

outsourcing

Antes de realizar cualquier proceso de outsourcing, es preciso elaborar un análisis de la situación para determinar si es conveniente realizarlo o no. Dicho análisis se basa en la comparativa de los costes que supone contratar una agencia especializada para una actividad en concreto, con los costes en los que incurriríamos si asumimos dichas labores por nuestra cuenta.

En realidad es menos complejo de lo que parece. Basta con poner en un lado de la balanza los costes de externalización y contrastarlos con los costes de la gestión propia. Para ello, recordemos, es necesario tener en cuenta aspectos como:

  • Antecedentes y experiencia de la firma que vamos a contratar.
  • Consultar empresas que hayan realizado outsourcing en el mismo mercado.
  • Medir la importancia del servicio que queremos delegar.

Sin embargo, una regla fundamental del outsourcing señala que sólo debemos delegar en terceros aquellas áreas o funciones que no resulten determinantes para nuestra compañía, pues de esta manera se podrían exponer datos, documentos o procesos que forman parte del patrimonio de cada empresa.

 

Outsourcing: ventajas y desventajas del modelo

Existen diversas causas para que las empresas recurran al modelo del outsourcing en el sector empresarial. Entre las más destacadas podemos señalar el ahorro de tiempos y de costes, la reducción de la inversión para adquirir activos en nuevas áreas o incluso los momentos de reajuste económico.

Aunque en un principio el outsourcing se perfiló como una alternativa a todas luces favorable, con el tiempo se han ido precisando algunas de sus principales desventajas. Entre ellas podemos destacar las siguientes:

a) Pérdida de control de la producción. Aunque sólo se trate de delegar una acción en concreto, lo cierto es que muchas veces esta gestión acaba por traducirse en una cesión del control en las áreas intervenidas.

b) Competencia. Con el tiempo, algunas agencias de outsourcing acaban convertidas en competidoras de aquellas para las que trabajaron en su día.

c) Estancamiento en lo referente a las nuevas tecnologías. Las empresas ceden el dominio de ciertos sectores y pierden la oportunidad de liderar ellas mismas procesos de innovación y creatividad.

d) Tanto los costes como los beneficios pueden no ser los esperados. El riesgo y la incertidumbre aumentan.

Sin embargo, la otra cara de la moneda nos muestra numerosas ventajas para todo tipo de empresas que recurran al outsourcing y lo implementen tras un análisis oportuno. Entre las más significativas podemos mencionar:

a) Proporciona rapidez a las empresas ante los cambios del entorno.

b) Con la contratación de un tercero, las empresas desarrollan aquellos campos que constituyen su principal ventaja competitiva.

c) En algunos casos contribuye a la redefinición de las compañías.

d) Las empresas se benefician de procesos de alta tecnología y valor sin necesidad de formar o entrenar a su personal.

e) Ante las exigencias de los mercados, es una alternativa rápida y eficaz de cara a los altos niveles de competitividad.

f) Contribuye a aumentar la flexibilidad de las empresas.

g) El talento y los recursos propios de cada compañía se emplean en las áreas clave; no existe desgaste, es decir, situaciones en que la delegación de una función específica recae en un grupo de trabajo que no es especializado en ella.

 

Post relacionados:

 

POST - TOFU - Estrategia Corporativa
Tags:

Añadir comentario