Toma de decisiones financieras: consejos básicos

La toma de decisiones financieras es un aspecto muy importante dentro de la empresa, y también en la vida. Acertar en este tipo de decisiones es muy importante para alcanzar nuestros objetivos y minimizar los peligros y riesgos en nuestra inversión.

A continuación, te mostramos una serie de consejos básicos imprescindibles para la toma de decisiones financieras.

Importancia de las decisiones financieras en el negocio

Una de las principales funciones que tendrás que asumir como gerente de una empresa, independientemente de su tamaña o sector, será la toma de decisiones, entre ellas las de tipo financiero.

Este complejo proceso de elección es fundamental para la supervivencia y el crecimiento de tu organización. De las decisiones efectuadas dependerá conseguir maximizar el valor empresarial, obtener beneficios y alcanzar los objetivos corporativos propuestos.

La toma de decisiones financieras repercute de manera directa en todos los sectores de la empresa, de ahí la importancia de este tipo de resoluciones. La disponibilidad de recursos o las relaciones laborales se pueden ver influenciadas por este tipo de decisiones.

Tipos de decisiones financieras

Son múltiples las cuestiones que pueden surgir y a las que debes dar respuesta, tanto a largo como a corto plazo. Desde cómo adquirir el capital necesario, cómo financiar una inversión o qué estrategia financiera es la mejor para tu empresa.

Los principales dilemas de carácter financiero a los que tendrás que hacer frente están relacionados con decisiones sobre la inversión del capital, la política de dividendos y la financiación empresarial.  Éstas variarán en función de los objetivos de tu organización.

  • Decisiones sobre la inversión.  Para crecer hay que invertir. La finalidad de toda inversión es percibir futuros beneficios. Sin embargo, hay que saber buscar las oportunidades y valorar la rentabilidad de los proyectos para destinar el capital y acertar en tu toma de decisiones.
  • Decisiones sobre los dividendos. Deberás encontrar la política de dividendos que mejor se adapte a las características de tu entidad. Además, tendrás que determinar qué volumen y de qué forma vas a distribuir los beneficios o si, por el contrario, vas a reinvertirlos en la empresa.
  • Decisiones sobre la financiación. Otra de los dilemas a los que tendrás que dar respuesta es qué medios se van a utilizar para financiar la inversión, si se van a utilizar fondos propios o ajenos o el coste de capital que supone la inversión.

Recomendaciones imprescindibles para la toma de decisiones financieras

Conocer los datos contables

Para que una empresa pueda tomar una decisión financiera adecuada o, al menos, contar con las herramientas necesarias para la toma de decisiones, es imprescindible conocer los datos contables de la empresa, y que estos datos contables sean fiables, es decir, que exista una total transparencia en las cuentas de la empresa.

Establecer objetivos claros

Las decisiones financieras siempre deben ir encaminadas a la consecución de los objetivos y metas de la empresa. Estos objetivos deben ser delimitados antes de la toma de decisiones y deben ser realistas, esto es, deben estar dentro de las posibilidades financieras de la empresa. Para ello, ya se ha realizado un análisis de los datos contables.

Hacer acopio de información

Para poder tomar una decisión y establecer unos objetivos, es básico tener la máxima información acerca de las diferentes alternativas existentes. Por ejemplo ¿qué ventajas e inconvenientes tiene invertir en este o aquel sector de negocio? Cuanto más completa y veraz sea la información que poseemos sobre las alternativas, más eficaces seremos en la toma de decisiones.

Evitar la precipitación

La toma de decisiones financieras es muy importante en la empresa ya que determina en gran medida el camino que toma la compañía y la forma en la que pretende alcanzar sus objetivos. Asimismo, una decisión financiera equivocada puede tener graves repercusiones sobre las cuentas de la empresa. Por ello, es imprescindible evitar la precipitación y analizar todos los datos contables, valorar las diferentes opciones y establecer los pros y contras de invertir en uno u otro campo.

Ser racional

A veces al tomar una decisión en la vida nos dejamos llevar por la emoción del momento, por la ilusión o, simplemente, por la intuición o nuestro estado de ánimo. A la hora de tomar una decisión financiera hay que evitar dejarse llevar por estas emociones y tratar de ser racional. Eso sí, un punto de riesgo nunca viene mal, pero siempre con un apoyo racional.

Olvidar lo que hacen otros

Nuestras decisiones financieras y empresariales no deben estar marcadas ni influenciadas por lo que haga la competencia. Ellos habrán hecho su propio análisis de situación y habrán actuado en consecuencia, pero cada empresa tiene sus propias características, posibilidades y objetivos. Por tanto, nuestras inversiones financieras solo deben tener en cuenta las características, posibilidades y objetivos de nuestra empresa.

Aprender de los errores

Todo lo anterior serviría de poco si no aceptamos nuestra responsabilidad ante las repercusiones negativas de nuestras decisiones y no hacemos nada para aprender de los errores. El fracaso es necesario para el éxito, pero solo si analizamos las razones del fracaso y trabajamos para mejorar nuestras decisiones de futuro.

Cómo acertar en la toma de decisiones financieras

En un mercado globalizado y cambiante como el nuestro, es necesario estar preparado para dar respuesta a las nuevas necesidades y demandas de manera creativa, eficaz y rápidamente.

En la toma de decisiones empresariales intervienen una serie de elementos que deberás considerar para acertar en tu elección.

La información y el conocimiento son los principales elementos que intervienen en la toma acertada de decisiones. La información es poder, y saber cómo manejarla puede suponer la diferencia entre tomar decisiones beneficiosas para tu negocio o no.

Dominar las matemáticas financieras, conocer el mercado y hacia dónde se dirige, o conocer y controlar determinadas estrategias y métodos, te ayudará a elegir las mejores opciones para tu empresa.

Rodéate de un buen equipo multidisciplinar que pueda asesorarte y ayudarte en la toma de decisiones financieras.

También deberás tener presente todas las variables que intervengan en el proceso y valorar sus repercusiones para la empresa. Debes evitar tomar decisiones precipitadas y poco meditadas, especialmente si son de carácter financiero y pueden repercutir en la supervivencia de la empresa.

Analiza todas las alternativas que tengas antes de tomar una decisión y estudia todas las opciones. Valora los pros y contras y evalúa el riesgo que conlleva cada decisión que puedas tomar.

Post relacionados:

POST - TOFU - Habilidades Emprendedor

Entradas relacionadas

1 comentario

Guillermo

3 julio, 2016 14:26

Excelente artículo. Según norma ISO 9000 sobre Gestión de la Calidad todo debe estar documentado para tomar decisiones en base a datos precisos.

Deja un comentario