La empresa a tu medida. El plan de negocio modelo

plan de negocio modelo

Toda empresa que se ponga en marcha debe estar respaldada por un sólido plan de negocio, es decir, una declaración formal de objetivos que haya sido elaborada durante el proceso de proyección de la marca o el producto que se pretende comercializar.

Se trata, en resumen, de una evaluación detallada de los riesgos y los beneficios que podría acarrear la comercialización de una idea o producto, teniendo en mente que no todos los sectores comerciales tienen las mismas características, ni todos los negocios se comportan de la misma manera. Hay factores externos, como la ubicación del negocio, la demanda del producto o la originalidad de la idea, entre otros,  que también determinan el comportamiento de los proyectos de empresa.

Generalmente, los planes de negocio contienen los aspectos esenciales de la compañía en relación con el impacto, la viabilidad y la rentabilidad que pueda generar entre los clientes o destinatarios. Algunos de los puntos más importantes de un documento de este tipo son:

  1. Identificar de la idea de negocio.
  2. Analizar la viabilidad del negocio.
  3. Examinar cómo comercializar esa idea o producto.
  4. Planificar el calendario comercial.
  5. Definir la imagen de la empresa hacia terceros.


TEXT - MOFU - Emprendedor MBA

 

El plan, una mirada hacia adentro

Pero además de consolidar la imagen de la empresa hacia agentes externos, un plan de negocio es también el que sienta las bases para la estructuración interna de las compañías. Tras el análisis de los requerimientos básicos para la proyección de la idea o el producto, se hace necesaria la creación de ciertos departamentos, secciones o delegaciones especializados en aspectos de tipo legal, jurídico, económico-financiero, de ventas o de recursos humanos, entre otros.

En esa misma línea, el plan de empresa ha de tener en cuenta la elección de líderes y la formación de grupos de trabajo, cuya primera tarea debe ser la definición de metas a corto, mediano y largo plazo, algo que ayudará a generar un mayor nivel de identidad de los empleados hacia la idea que pretenden comercializar en el mercado.

El tiempo estimado para la elaboración de un plan de negocios es relativo y dependerá siempre del tipo de producto y de las aspiraciones del propio empresario. En el contexto actual, tenemos numerosos ejemplos de compañías que han tardado más de dos años en la proyección de su idea de negocio, mientras otras lo han llevado a cabo apenas en meses o, incluso, semanas.

 Plan de negocio para emprendedores

El contexto actual de crisis económica ha aumentado el número de personas interesadas en sacar adelante su propia idea de negocio. Es una alternativa más de cara al futuro. Sin embargo, los empresarios de este perfil, que generalmente se enfrentan a su primer reto empresarial tras acumular largas experiencias como empleados en el sector público o privado, deben formarse y tener en cuenta una serie de recomendaciones de cara a la viabilidad y el posicionamiento de su proyecto, como:

Definir un producto o una idea original y atractiva.

  • Evaluar los costes iniciales (incluidos los superfluos).
  • Evaluar el impacto del servicio y la viabilidad del mismo.
  • Definir la imagen de la empresa.
  • Conocer el ámbito jurídico y legal para la constitución de la empresa.
  • Definir la estructura de la empresa.
  • Ver lo singular de la propuesta en relación con otras compañías competidoras.


Post relacionados:


POST - TOFU - Habilidades Emprendedor

Tags:

Añadir comentario