Elementos que debe tener un curso de liderazgo empresarial

El liderazgo empresarial ha sufrido significativos cambios en las últimas décadas. De los modelos autocráticos o burocráticos que imperaron durante muchos años, ahora se ha pasado a modelos más flexibles de dirección.

No es que los objetivos del liderazgo en sí mismo hayan cambiado. En esencia, siguen siendo los mismos: eficacia en la dirección de equipos para que la empresa alcance una serie de objetivos concretos.

Curso liderazgo

Sin embargo, en los nuevos modelos se aprecia una diferencia en cuanto al papel que asumen los demás integrantes de la estructura corporativa, bien sea a título personal o como miembros de equipos de trabajo o departamentos.

Se habla ahora, pues, de modelos de liderazgo como el participativo o democrático, el carismático y el transformacional, todos ellos enfocados a promover una interacción más directa entre quienes ejecutan una tarea y quienes la monitorizan. Es decir, tipos de liderazgo más transversales e integrales.

 Si quieres empezar a aplicar el liderazgo transformacional, te enseñamos cómo en nuestra guía: ¿Qué es el liderazgo transformacional y cómo desarrollarlo dentro de tu empresa?

 

Lo que debe tener una formación en liderazgo empresarial

Sea cual sea el modelo elegido, lo cierto es que un profesional que aspire a liderar una empresa de manea exitosa debe tener ciertos conocimientos y desarrollar habilidades específicas que garanticen un buen desempeño.

Una buena vía para adquirir dichas habilidades es la formación, un campo al que día a día se acercan más profesionales de la dirección. ¿Qué debe tener una formación de este tipo? ¿Cuáles son los aspectos básicos que se abordan en ella?

  • Valores del liderazgo: el liderazgo está rodeado de valores y principios como la empatía, la solidaridad, el sentido de la justicia y la pertenencia, entre otros. Como se ve, se trata de una ampliación del concepto.
  • Resolución de conflictos: un buen líder debe conocer las estrategias más efectivas para solucionar conflictos. Su labor es la de mediador y gestor, sobre todo en situaciones de crisis.
  • Gestión de emociones: los líderes saben controlar sus emociones y cómo y cuándo exteriorizarlas. El trabajo de inteligencia emocional es indispensable a la hora de tratar con sus colaboradores.
  • Gestión de recursos: en esta materia, el líder aprende a gestionar aquello que tiene a su mano en busca de la eficacia, que es como se denomina a la virtud de sacar el máximo provecho a los recursos disponibles.
  • Educación financiera: por supuesto, el líder empresarial debe poseer claves para la gestión financiera de su negocio.
  • Definición de objetivos y metas: la definición de metas es fundamental para el desempeño de las empresas. Un líder empresarial debe tener claro hacia dónde se dirigen sus esfuerzos y los de su equipo.
  • Gestión del tiempo: el uso del tiempo determina en buena medida la eficacia de los proyectos y la calidad de las obras que lo componen, con lo cual hace falta conocer estrategias para una gestión eficaz.
  • Gestión del talento: el líder empresarial también debe saber cómo gestionar el talento de sus trabajadores, especialmente el de aquellos que en sí mismos suponen una ventaja competitiva para la empresa.
  • Espíritu de equipo: saber fomentar el espíritu de equipo en su organización también es tarea del líder empresarial. Las organizaciones no funcionan sin un trabajo conjunto y que persiga objetivos comunes.
  • Marca personal: además, es indispensable que el propio líder de empresa elabore un trabajo con su marca personal, es decir, aquella imagen que proyecta a las personas que le rodean. Debe tener en cuenta que dicha imagen, en casi todos los casos, acaba convertida en un referente para los demás.
  • Comunicación verbal y no verbal: finalmente, un buen líder debe saber comunicar sus mensajes de forma directa, efectiva y coherente. Debe ser capaz de decir lo que cada situación exige y transmitirlo para que sus colaboradores hagan un uso eficaz de aquella información. A la vez, tiene que dominar sus formas de expresión no verbal y adecuarlas al contexto.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Tags:

Añadir comentario