¿Cómo brillar ante los ojos de un headhunter?

Muchas empresas externalizan la selección de sus directivos delegando esta tarea a una empresa de headhunters. Una figura en constante evolución que ha encontrado en las redes sociales una nueva herramienta para el proceso de investigación y posterior selección de candidatos. Tener en cuenta las principales claves para destacar en un mercado cambiante es imprescindible para destacar en el actual mercado de cazatalentos.

1.- Antes de nada, planifica tu carrera. Conocerte a tí mismo cobra tanta relevancia como conocer a las empresas del sector -líderes, competidores, referentes-. No se trata de enviar el currículum a todas; haz un listado de las que sean más atractivas acorde a tus cualidades y obtén información de cada una de ellas a través de Internet, notas de prensa, revistas especializadas y redes sociales. Cualquier detalle informativo (últimos productos comercializados, nombre de los principales ejecutivos, mercados en los que opera) puede actuar de reclamo ante una entrevista con un headhunter.

Si quieres empezar a aplicar el liderazgo transformacional, te enseñamos cómo en nuestra guía: ¿Qué es el liderazgo transformacional y cómo desarrollarlo dentro de tu empresa?

2.- Envío selectivo por los medios adecuados. Controla el envío de currículums -fecha de envío de la candidatura, medio (cómo y dónde), carta de presentación, versión de currículo. Asimismo, ten en cuenta que tan importante es atender las ofertas de empleo de portales especializados como pulir tu perfil en las redes sociales. La mayoría de headhunters y departamentos de Recursos Humanos recurren a redes tipo Linkedin para conocer más detalles sobre un potencial candidato -si es un perfil activo, en qué debates participa, qué contactos y grupos tienes- que les hagan tener una visión más “humana” sobre tu currículum oficial. Por lo tanto, optimiza tu perfil y mantenlo actualizado, cuida tus comentarios y, en definitiva, compórtate en la red igual que lo harías en la vida profesional, sé tu mismo.

3.- Déjate ver: practica el networking. Cuando una empresa necesita cubrir alguna vacante en sus puestos directivos lo primero que hace es pensar en un profesional conocido o recomendado. Es importante que te puedan encontrar, por eso cultiva y mantén al día tu red de contactos como paso principal para llamar la atención de un headhunter y, por lo tanto, de participar en procesos de selección “no abiertos”.

4.- Carta de presentación y referencias.- Siempre que puedas añade a tu currículum una carta de presentación debidamente estructurada o mail de presentación. Es una gran herramienta de marketing personal que en muchos casos es subestimada por los potenciales candidatos y al que los headhunters conceden importancia. En ella puedes aportar un breve recorrido por tu trayectoria profesional, destacar tus puntos fuertes de acuerdo al puesto y a la empresa así como aportar referencias profesionales. Utiliza el mismo formato que para el currículum y personaliza al máximo tu carta para cada oferta de empleo.

5.- Convence y vende tu candidatura.- Para ello, tanto en la carta como en el mail de presentación, perfil de redes sociales o currículum, debes emplear un lenguaje breve, claro, conciso y positivo. Presentate como un candidato solucionador de problemas, eficiente, maduro, formado, creativo y dinámico. Influirá de forma definitiva en que un headhunter crea que eres la persona que busca para el puesto vacante  y decida entrevistarte.

6.- Muéstrate flexible.- Ante una primera entrevista o llamada telefónica, intenta adaptarte a las necesidades y horarios del interlocutor o empresa. Piensa que en la actualidad las empresas buscan cuadros directivos flexibles al estilo del “head renting” o alquiler de directivos senior, una fórmula de trabajo y colaboración externa que les permite adaptarse a un entorno cambiante y competitivo.

7.- Alerta: lenguaje no verbal.- Llegado el momento de la entrevista, considera que el 50 % de tu mensaje será no verbal, por lo tanto, mantén a raya tu indumentaria, lenguaje gestual y condiciones físicas para ese momento. Asimismo, plantea enviar una carta o mail de agradecimiento a tu headhunter al día siguiente de la entrevista. Con ella, tendrás una oportunidad más para diferenciarte y reiterar el interés por el puesto, confirmando alguna información que haya quedado pendiente durante este primer encuentro.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Tags:

Añadir comentario