Cómo sabes si necesitas cambiar de trabajo

Hay muchos factores que influyen en la decisión final de cambiar de trabajo. Cada persona es diferente y vive la situación laboral de forma distinta, pues en función de la personalidad de cada uno la tolerancia a distintas emociones como el hastío, la frustración, los conflictos puede suponer reacciones diferentes.

Algunas personas sufren ese momento y al día siguiente deciden abandonar su puesto de manera precipitada, sin que intermedie una reflexión. Otras personas, de manera más fría o más programada van programando esa salida para terminar la relación con su empleador. La planificación pasa por contactar con headhunters, rehacer el curriculum, mostrar una mayor actividad en redes sociales…

TEXT - TOFU - Cambiar de trabajo

En cualquier caso, los disparadores que pueden ocasionar un cambio de trabajo pueden entrar en alguna de estas categorías:

  • Conflictos en el trabajo: derivados de situaciones problemáticas con jefes o compañeros. Por desgracia, en algunas empresas el clima laboral no es tan positivo como debería. El estilo de liderazgo es autoritario, lo que resta al trabajador cotas de responsabilidad o autonomía cuya utilidad no termina de comprenderse, especialmente si se trata de un profesional maduro. En otras ocasiones el trabajador no se identifica con la filosofía de la organización o el ambiente es especialmente competitivo y no encaja con el carácter de la persona.
  • Insatisfacción laboral: a veces no se trata tanto de un conflicto como de una situación poco satisfactoria. Trabajos demasiado mecánicos o poco estimulantes, que no representan retos, donde no se ve una proyección o crecimiento, redundan en una insatisfacción continuada que acaba con la decisión de cambiar.
  • Cuestiones económicas: en este momento una motivación muy fuerte para cambiar de trabajo puede venir por el lado económico. Los recortes, los EREs, han hecho que el salario de un día para otro descienda notablemente, en cantidades de un 10 a un 15%. Esto supone un disparador, una motivación para tomar una decisión de este tipo.
  • Ubicación geográfica: en ocasiones la razón es tan simple como la existencia de una distancia excesiva entre el trabajo y el domicilio. En ciudades grandes, si una persona encuentra un trabajo a 5 minutos de su casa, puede plantearse cambiar el trabajo actual, que por ejemplo se encuentra a 45 minutos, puesto que ganará mucho tiempo en el trayecto y ahorrará dinero en transporte, lo que repercute directamente en su calidad de vida. Para algunas personas estos condicionantes tienen un peso tan grande que pueden conducir a la decisión de cambiar.
  • Decisión personal o familiar: cuando hay que conciliar trabajo y familia, cuando las relaciones de pareja llevan a destinos laborales separados, que en ocasiones son insalvables, como cuando se trata de países distintos.  Si por ejemplo la pareja se va a vivir a otra ciudad, o si con la llegada de los hijos se piensa que el trabajo actual no permite asumir esa responsabilidad, conducirá a plantearse la decisión de cambio.

Fuente imagen: Flickr/CarbonNYC   




POST - TOFU - Cambiar de trabajo



Tags:

Añadir comentario