Comunicación y marketing de moda: sostenibilidad

Una palabra resume la clave para tener éxito en la comunicación y marketing de moda en la actualidad: sostenibilidad. Recientes documentales, como ”The true cost” o “ Fashion’s Dirty Secrets” han levantado una oleada de opiniones que se levantan en contra de la moda rápida o fast fashion.

La cuestión es que la sostenibilidad empieza a plantearse en esta industria como la única opción de supervivencia, y no solo por todo lo relativo al agotamiento de los recursos, sino por las nuevas tendencias que afectan a la demanda.

Text - Marketing y Deporte


Primero fueron las pieles, después los tejidos orgánicos y, hoy, las grandes marcas de la moda están actualizando sus políticas internas para mejorar el impacto en el planeta y en las personas a lo largo de toda la cadena de suministro.

Comunicación y marketing de moda: la perspectiva ética

Las marcas con un buen historial necesitan la comunicación y marketing de moda para diferenciarse de otras, con prácticas más dudosas. Comunicar la sostenibilidad de una manera que sea relacionable y atractiva resulta fundamental para construir puentes de confianza con los consumidores y ganar su lealtad.

Hoy día, se trata de una necesidad impulsada por:

  1. El impacto de encuestas dirigidas a millennials, donde se confirma que estarían dispuestos a pagar una prima por bienes producidos de forma sostenible.
  2. La aparición de aplicaciones como Good On You y Not My Style, que agregan y califican a las marcas de moda en función de parámetros sociales y ambientales, para ayudar a los compradores a elegir mejor.

No hacen falta muchas más razones para que las marcas se unan a esa conversación y se involucren de forma independiente con los clientes teniendo en cuenta una estrategia de comunicación y marketing de moda sostenible.

Sharelabel y Green Story: de la teoría a la práctica sostenible

Se trata de soluciones de marketing digital redefinen, por un lado, la relación con la etiqueta de prendas de vestir a través del código QR único. Es el caso de Sharelabel, que propone a las empresas, junto con la información básica que aparece en las etiquetas habitualmente, añadir un código generado mediante tecnología Blockchain, para garantizar su integridad y transparencia.

Con un teléfono inteligente, el cliente puede escanear ese código y dirigirse a una URL específica donde consultar la historia detrás de la ropa a través de vídeo, texto o imágenes. Esta tecnología brinda a las marcas la oportunidad de contar la historia única de dónde, cómo y por quién se hizo cada prenda de vestir.

Si te parece un elemento de indudable valor para incluir en tu estrategia de comunicación y marketing de moda, puede que también te interese Green Story.

Esta plataforma de marketing de sostenibilidad digital utiliza infografías para hacer que la historia de sostenibilidad sea real y personal para el cliente. El impacto ecológico de las compras se desglosa en métricas relacionables y reales, aplicadas a cada producto individual, que informan acerca del ahorro que se ha logrado en su elaboración, por ejemplo, en términos de energía o consumo de agua.

Gracias a esta iniciativa de comunicación y marketing de moda se cierra la brecha entre lo que se dice y lo que realmente se hace. Las investigaciones muestran que el 80% de los consumidores dice que quiere comprar productos ecológicos, pero solo el 10% completa su carrito incluyendo este tipo de artículos.

GreenStory cuenta la historia de sustentabilidad de la marca a lo largo del viaje del cliente al manifestar desde el principio la diferencia positiva que harán al comprar un determinado producto. Y eso funciona. Al colocar los datos de impacto junto a las descripciones de productos en línea, se ha comprobado una mejora superior al 40% en las tasas de conversión de las empresas que han apostado por esta solución.

Créditos fotográficos: KatarzynaBialasiewicz

TOFU - Marketing y Deporte

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario