¿Cuáles son las fases de un proceso de contratación?

Solemos pensar que las fases del proceso de contratación son el reclutamiento y la firma del contrato como tal. Sin embargo, en realidad son sólo dos de los numerosos momentos que componen la incorporación de una persona a una empresa. ¿Quieres conocerlos a fondo y cómo gestionarlos?

 

Principales fases de un proceso de contratación

Lo primero que debemos señalar al respecto es que el proceso de contratación no siempre empieza con la definición de una vacante o plaza a cubrir. A veces inicia mucho antes, con la planificación del proyecto de negocio y la identificación de las distintas necesidad que la naciente empresa debe encarar.

TEXT - TOFU - Nuevos Retos RRHH

 

Sea cual sea tu caso, lo cierto es que cualquier proceso de contratación tiene que estar precedido de un trabajo de análisis y planificación. De no ser así, se abriría la puerta a la improvisación y la asignación desacertada de responsabilidades.

No sobra decir que cada proceso de contratación es distinto y que los objetivos de una empresa no tienen por qué ser los mismos que los de otra. Con todo y eso, sí que se pueden identificar varios momentos en dicho proceso:

  1. Atracción de candidatos:

Identificadas las necesidades de una empresa o un proyecto de negocio, el paso siguiente consiste en generar interés en el mercado laboral. Esto se puede lograr de dos maneras: con una oferta lo suficientemente original o con la exposición de condiciones que ningún otra empresa pueda dar a los candidatos. Eso sí, debes saber que la atracción del talento no empieza dos o tres días antes de la convocatoria; por el contrario, es un proceso que empieza meses antes.

  1. Estrategias para el filtro de candidatos

Por lo general, a una convocatoria no llegan dos o tres candidatos. Es necesario tener claros los criterios de selección para hacer una base de datos y elegir los perfiles que más se acoplen a lo que buscas.

  1. Entrevista personal:

Los candidatos preseleccionados deben pasar por varias pruebas antes de saber si son seleccionados o no. Una de ellas es la entrevista personal, que sin duda alguna es un método útil de recolección de información sobre las habilidades, capacidades y talentos de los candidatos. Recuerda que existen distintos tipos de entrevista y que la decisión de elegir una u otra dependerá sobre todo de la información que te hayas propuesto recabar.

  1. Aceptación del candidato:

Con toda la información recabada y los perfiles depurados, ha llegado la hora de y elegir a uno de los candidatos. La idea es que quien se quede con la plaza tenga cualidades que le hagan diferente ante el resto de trabajadores y que, antes que nada, suponga un valor añadido para la empresa.

  1. Integración del nuevo trabajador:

El proceso de contratación no termina con el alta del trabajador y la firma del contrato. En realidad, se extiende hasta la fase de integración de la persona que ha sido seleccionada. En este paso son importantes tanto los directores o jefes de sección como los altos directivos. Según varios estudios al respecto, más del 70% del éxito de un nuevo trabajador depende de la integración en las primeras semanas de desempeño laboral.

 

El proceso de contratación es mucho más complejo de lo que nos imaginamos: puede iniciarse tras la definición del plan de empresa y acabar con la integración del trabajador a sus nuevas labores. ¿Te lo habías planteado de este modo?

 

POST - TOFU - Nuevos Retos RRHH


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario