Gestión de Calidad: ¿cómo es la política de recursos humanos de Mercadona?

Comparada como el Apple de las grandes superficies y almacenes, la firma Mercadona bate récords no solo en cuanto a clientes sino también en número de empleados repartidos por toda la geografía española (74.000 en 2014). Y es que desde el año 1993, la compañía valenciana ha dado un salto cualitativo en su política de gestión de la plantilla, considerada una de las mejor pagadas de todo el sector.

Si quieres empezar a aplicar el liderazgo transformacional, te enseñamos cómo en nuestra guía: ¿Qué es el liderazgo transformacional y cómo desarrollarlo dentro de tu empresa?

Con más de 1.500 supermercados, el gigante de la distribución ha hecho una fiel apuesta por los recursos humanos dentro de su modelo de Gestión de Calidad Total. Muestra de ello ha sido la conversión de la práctica totalidad de sus empleados a indefinidos, una subida de sueldos paulatina y medidas para conciliar la vida personal y familiar. Entre ellas, facilitar el traslado a centros cercanos al domicilio del empleado, hasta cinco meses de baja por maternidad o la instalación de guarderías en algunos centros logísticos. A todo ello, se ha ido sumando el hecho de que -tal como afirma la propia empresa- ya en 2013 tres de cada cuatro empleados tenían un sueldo neto de más de 1.400 euros al mes y las nuevas incorporaciones rozaban los 1.070 euros. Además, la empresa premia la antigüedad de sus colaboradores con un reparto de beneficios anual -denominada prima de objetivos- que suma en total más de dos mensualidades. Durante el pasado año, Mercadona repartió 236 millones de euros entre sus colaboradores. Condiciones laborales muy distintas a las de un sector categorizado por horarios desiguales, sueldos bajos y un gran índice de eventualidad y rotación.

Esta política retributiva supone repartir entre los empleados uno de cada cuatro euros que gana la empresa anualmente, al más puro estilo de compañías estadounidenses y alemanas como General Motors o Audi. De hecho, la empresa familiar ha apostado por reflejar en la nómina de sus empleados los objetivos de productividad. Sea como fuere, la política de recursos humanos de Mercadona se ha convertido en objeto de estudio y referente para muchas escuelas de negocios y congresos a nivel internacional.

Si bien es cierto que a la compañía no le paran de llover críticas desde distintas plataformas -sobre todo desde el sindicato de trabajadores CNT- y que su alta cifra de despidos es innegable, su presidente, Juan Roig, explica que su política de recursos humanos se basa en la creación de empleo estable y de calidad, y para ello, un elemento clave es la productividad. De este modo, sus colaboradores reciben formación permanente y polivalente. Si alguien no alcanza o comparte esta filosofía queda fuera del barco.

Según se desprende de la Memoria Anual, Mercadona posee una plantilla de entre 30 y 39 años de media, en su mayoría mujeres. La mayoría -un 89%- se concentra en tiendas junto a un 8% de logística y un 3% en oficinas (servicios generales, recursos humanos, contabilidad). Todos los empleados de la compañía se sometieron el pasado año a una entrevista de evaluación con sus superiores para determinar si habían cumplido sus objetivos;  el 98% superó la prueba. Ejemplo de una plantilla valorada y motivada con su trabajo.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Tags:

1 Comentario

  1. andres
    15 septiembre, 2016

    desaria poder obtener la posibilidad de encontra un trabajo en vuestra empresa mi numero es 657059526

Añadir comentario