Diseccionando el balance de empresas

El balance de empresas muestra qué activos controla la compañía y quién los posee. Se trata de una declaración muy importante de entender y que, afortunadamente, no entraña conceptos demasiado complicados.

 

Componentes de un balance de empresas

A diferencia de la declaración de ingresos, que muestra el desempeño de una compañía durante un período de tiempo, un balance de empresas general muestra la salud financiera de la compañía en un solo punto en el tiempo.

Este es el motivo de que el resultado del análisis tomará la forma de una fecha exacta, y generalmente se prepara al final de un mes o trimestre.

La hoja de balance permite saber exactamente:

  • Qué valor controlan los activos (activos) de la empresa.
  • Quién posee esos activos, que puede ser otra persona (pasivos) o el propietario de la empresa (capital del propietario).

 

TEXT - TOFU - Conceptos Finanzas

 

Así, en un balance de empresas básico se pueden encontrar los siguientes elementos:

  1. Un activo es cualquier ente de valor que controla la empresa, independientemente de quién sea el propietario. El efectivo, el equipo de oficina (ordenadores, impresoras, sillas, etc.) y el inventario se consideran activos. También lo son las cuentas por cobrar, que representan a las personas que le deben dinero a la empresa, pero que aún no han pagado. Esto significa que, aunque alguno de los bienes sea todavía “propiedad del banco”, sigue considerándose un activo, en lo que respecta al balance general.
  2. P Se trata de deudas contraídas con otras personas o instituciones. Esto podría ser un saldo de tarjeta de crédito, un pago adeudado a proveedores que ofrecen plazos de pago de 30 o 60 días o una deuda a largo plazo, como un préstamo bancario.
  3. Capital de propiedad. El patrimonio de la propiedad representa la parte de los activos de negocio que posee de forma gratuita. La forma de simplificar este concepto es pensando que, si se liquidaran todos los activos y luego se pagaran todas las deudas que se habían contraído, la cantidad restante sería el patrimonio propietario. Es importante entender que el capital del propietario no equivale necesariamente al precio del negocio, caso de ponerse a la venta. De hecho, el valor de un negocio generalmente es mayor que el valor de la equidad del propietario (también llamado valor contable).

 

El equilibrio en el balance de empresas

El balance de empresas recibe este nombre precisamente porque implica un equilibrio. Esto significa que los dos lados del balance siempre han de sumar la misma cantidad.

El balance se divide en dos partes, activos por un lado y pasivos y capital propietario por el otro. Su cálculo puede llevarse a cabo aplicando una fórmula: Activos = Pasivos + Patrimonio de la sociedad.

Esto simplifica mucho las cosas ya que, todos los activos que posee una empresa se clasifican en una de dos categorías. O bien son propiedad de un acreedor e hizo falta solicitar un préstamo para obtenerlos, o son del propietario y están abonados por completo.

 

Créditos fotográficos: utah778

 

POST - TOFU - Conceptos Finanzas


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario