Muchos empresarios creen conocer de arriba abajo el proceso para dar de alta a un trabajador a quien acaban de contratar. Sin embargo, a la hora de formalizar dicho trámite, es habitual que se lleven una o varias sorpresas como consecuencia de una mala información al respecto. ¿Te ha sucedido alguna vez?

 

Pasos básicos para dar de alta a un trabajador

El proceso de contratación no culmina cuando has elegido al candidato que mejor se adapta a las necesidades de tu negocio. En realidad, lo que ha finalizado es la labor de selección. A partir de ese momento empieza la tarea de formalización, dentro de la cual juega un papel determinante el dar de alta a un trabajador.

No es un trámite sencillo, pero no por ello inaccesible. De hecho, la clave para hacerlo de forma rápida y exitosa está en prestar mucha atención a los requisitos previos y a las fases que la propia administración tiene establecidas.

 

TEXT - TOFU - Productividad Personal

 

Recuerda que la formalización del trámite no sólo obliga a que el trabajador demuestre una serie de requisitos que legalmente le permitan asumir el cargo que le ofreces, sino que también tú como autónomo o representante legal de una empresa tienes que hacer lo propio. Veamos las fases principales de dicho procedimiento:

  1. Inscripción del empresario:

Para empezar, los empresarios deben tener un Código de Cuenta de Cotización, el cual se obtiene directamente en la Tesorería de la Seguridad Social. A partir de ese momento te asignarán un número con el que te identificarán de cara a tus obligaciones contractuales con los trabajadores.

  1. Afiliación del trabajador que se quiere contratar:

A su vez, los trabajadores deben tener un número de Seguridad Social con el que son identificados a estos efectos. La mayoría ya tienen uno, pero si no fuese así habría que solicitarlo a las instancias administrativas correspondientes.

  1. Variaciones de datos del trabajador:

Posteriormente, debes hacer explícita la solicitud de alta. Esto es básicamente la formalización de que quieres contratar un trabajador que cuenta con todos los requisitos legales para ello. Dicha solicitud debe presentarse ante la Tesorería hasta con 60 días de antelación de inicio de la relación laboral.

  1. Registro y comunicación del contrato firmado:

Una vez has formalizado el alta en el sistema y se han verificado los datos del trabajador al que vas a contratar, en un plazo máximo de 10 días debes remitir una copia de tu contrato al Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE). En el caso de que el contrato no se formalice por escrito, tú como empresario tienes también la obligación de hacer constar el mismo ante la administración. Ten en cuenta que existen 5 tipos de contratos básicos: indefinido, temporal, por obra y servicio, formativos y el contrato de prácticas.

  1. Ingreso de las cuotas de cotización:

El último paso para dar de alta a un trabajador consiste en ingresar las cuotas correspondientes a la Seguridad Social, las cuales variarán según el salario que perciba la persona, las horas cotizadas, las horas laboradas, entre otros. Lo que sí es cierto es que constituyen una obligación que se materializa dentro del mes siguiente a su devengo.

 

Si sigues puntual y atentamente estos pasos, podrás culminar con éxito el proceso para dar de alta a un trabajador que quieras contratar. La clave pasa por informarse bien sobre el proceso y seguir cumplir cada uno de los requisitos exigidos.

 

POST - TOFU - Productividad Personal