Reconoce los síntomas de estar estancado

El estancamiento laboral no solo reduce tus posibilidades de conseguir un aumento de salario, sino que pone en peligro tu empleabilidad actual y futura.  Es un riesgo latente al que se enfrentan todos los empleados, que sucede cuando llevas un tiempo prolongado en el mismo puesto en la misma empresa. ¿Cómo puedes reconocer si sufres estancamiento? Averigua si padeces los siguientes síntomas:

  • Falta de entusiasmo: la parálisis laboral comienza cuando dejas de ilusionarte por el trabajo que realizas. Sientes que tu contribución a la empresa no es significativa, que tu trabajo realmente no sirve para mucho, de modo que decides no implicarte demasiado. En las conversaciones de pasillo es tu frase habitual, estás quemado.
  • Falta de compromiso: unida a la falta de entusiasmo, sucede en el momento en el que prefieres ser transparente, pasar la jornada laboral sin demasiados sobresaltos, antes que enfrentarte a retos y destacar por tus logros.
  • Falta de retos: puede suceder que tu puesto no te permita adoptar esos desafíos que te gustaría acometer, que tengas un trabajo excesivamente automático que no requiera esfuerzo intelectual y que, al final del día, vuelvas a casa hastiado.
  • Falta de actualización: hace mil años que no haces un curso de reciclaje, ni dentro ni fuera de la empresa. Ya ni te acuerdas de cuándo fue la última vez que aprendiste algo nuevo relacionado con tu trabajo.
  • Exceso de comodidad: controlas perfectamente cada aspecto de tu trabajo, no hay sorpresas, nada se sale de lo normal. Nunca. Por eso, en realidad, cada vez haces menos, o hacer lo mismo te requiere menos esfuerzo.
  • Transparencia: cuando surgen proyectos nuevos, nunca se piensa en ti, siempre asignan a otros compañeros. Las últimas promociones ni siquiera te rozaron de lejos y, por supuesto, has perdido la cuenta de cuándo te subieron el sueldo por última vez.

Evitar el estancamiento
Para salir de esta situación tan perjudicial para tu desarrollo profesional debes analizar la situación y conocer los motivos concretos de tu estancamiento. Pueden ser externos, venir del contexto o de la imagen que la empresa se ha formado de ti como trabajador, pero también es posible que la parálisis surja de tu propia actitud de conformismo.

TEXT - TOFU - Aumento de sueldo

Después de este análisis, piensa en estrategias para automotivarte. Plantéate volver a formarte en alguna competencia que te permitiera adquirir nuevas responsabilidades y hazle saber a tu jefe que lo estás haciendo. Así, la próxima vez que surja una oportunidad, probablemente se acuerde de ti y te llame para realizar tareas o proyectos diferentes.

Fíjate tus propios logros, tus metas a corto plazo. Estructura tu jornada como una competición contra ti mismo donde tienes que ir superando obstáculos. ¿Llegarás a la meta al final del día o de la semana? Esta estrategia ayudará a que no te dejes vencer por la monotonía y adoptes un papel más activo.

También puedes optar por solicitar movilidad dentro de la empresa. Pasar por diferentes áreas de la compañía amplía la visión y dota al empleado de mayor perspectiva, dos cualidades imprescindibles para ascender profesionalmente. De hecho, algunas empresas cuentan con programas que promueven este tipo de movilidad entre departamentos diferentes.

Tu objetivo es volver a recuperar la ilusión y las ganas de dar lo mejor de ti en el trabajo, pues es la única forma de destacar como empleado excelente y encaminarte hacia un buen desarrollo profesional y un aumento de salario.

Fuente Imagen: Flickr/ Geoffrey Fairchild

POST - TOFU - Aumento de Sueldo

Tags:

Añadir comentario