Potencia tu inteligencia intrapersonal

inteligencia intrapersonal

Autocomprensión,  es la palabra clave cuando hablamos de inteligencia intrapersonal, aquella que se refiere a la facultad de la persona para conocerse a sí misma y dominar sus sentimientos y emociones en cualquier terreno de la vida diaria.

El término cobró forma tras las investigaciones del psicólogo norteamericano Howard Gardner (Premio Príncipe de Asturias en 2011), quien junto a su equipo de trabajo de la Universidad de Harvard elaboró el estudio ‘Teoría de las Inteligencias Múltiples’, que aborda la inteligencia desde capacidades específicas.

En dicho estudio, Gardner afirma que existen tantos tipos de inteligencia humana como vías para acceder al conocimiento. Es decir, no se trata de una facultad unitaria, sino que es posible que varias inteligencias convivan en un mismo individuo. Y señala las ocho más conocidas: lingüística-verbal, lógica-matemática, espacial, musical, corporal cinestésica, naturalista, interpersonal e intrapersonal.

Aun así, la inteligencia intrapersonal cobra especial interés en el estudio por ser la más privada de todas: implica un viaje hacia el interior de cada persona.

eae mba executive

 

 

 Características de la inteligencia intrapersonal

Al ser un tipo de inteligencia netamente intrínseca, los individuos que la practican no la expresan de la misma manera que otros en quienes predomine, por ejemplo, un tipo de inteligencia lingüística-verbal o lógica-matemática. La facultad intrapersonal se hace visible, sobre todo, a través de conductas y gestos.

Es, por decirlo en otras palabras, el trabajo con uno mismo; permite una comprensión óptima de cada individuo. Veamos cuáles son las principales características de este tipo de inteligencia y cómo podemos verlas expresadas en los demás:

a) Introspección. Es habitual que la inteligencia intrapersonal busque métodos y terapias de este tipo para lograr sus objetivos. Recordemos que se trata, sobre todo, de una mirada al interior de cada persona.

b) Buena autoestima. Al conocer sus limitaciones y habilidades, la persona sabe cuál es su valor en cada escenario en el que se desenvuelve. No aspira a tener más ni menos de lo que merece; tampoco ocupa lugares que no le corresponden.

c) Sentido de la realidad. Quien posea este tipo de inteligencia no sólo es consciente de su presente y del lugar que ocupa en él, sino que además tiene claras cuáles con sus expectativas y hacia dónde se encamina su vida.

d) Dominio de emociones. En este punto, la facultad intrapersonal se acerca a lo que habitualmente se denomina «inteligencia emocional», que no es otra cosa que el buen manejo de emociones, sentimientos y afectos. La persona sabe que cada emoción tiene un momento y un grado de expresión adecuados.

e) Disciplina y madurez. La actitud reflexiva no suele ser una constante. En cambio, sí lo es en quienes practican la inteligencia intrapersonal; para ellos es un hábito, una manera de estar en el mundo. Esto revela su estado de madurez frente a las situaciones y ayuda a desarrollar habilidades como la justicia y la ponderación.

 

Actividades para potenciar la inteligencia intrapersonal

Toda acción o ejercicio que conduzca al conocimiento interior de la persona puede ser útil para potenciar la facultad intrapersonal. Veamos algunos ejemplos:

  •  Elaboración de diarios o escritura de textos.
  •  Ejercicios de meditación.
  •  Establecimiento de objetivos a corto, mediano y largo plazo.
  •  Actitud reflexiva permanente.
  •  Capacidad autocrítica. Autoevaluación.

 

Post relacionados:

 

eae mba executive

Tags:

Añadir comentario