Planificación financiera: factores clave e importancia

La planificación financiera se define como un proceso detallado y personalizado que busca destinar todos los recursos y herramientas para la consecución de objetivos. Ello supone también los plazos y los costes, que son dos referencias de especial valor en el diseño de un plan de estas características.

Su misión no es otra que garantizar la sostenibilidad de la empresa en el corto, medio y, sobre todo, el largo plazo. Debe ser integral y estratégico, pues recordemos que esta característica —la sostenibilidad— depende de diversos factores.

TEXT - TOFU .Herramientas Gestion Financiera

 

De este modo, la planificación financiera no sólo debe tener en cuenta aspectos como el flujo de caja y los beneficios en determinados períodos de tiempo, sino también otros de mayor alcance como las inversiones y sus proyecciones, las posibilidades de negocio, las futuras estrategias de comercio, etc.

 

Sostenibilidad, viabilidad y planificación financiera

La planificación financiera no sólo consiste en definir plazos y costes. Es una labor más compleja y que requiere de personal cualificado para que los resultados de este proceso no se revelen inviables o alejados de la realidad de una empresa.

Su historia se remonta a la década de los 70 del siglo pasado, concretamente en Estados Unidos, cuando muchas empresas se dieron cuenta de la necesidad de ejercer control sobre los elementos que de alguna u otra se relacionaban con su estado financiero. A partir de entonces se popularizó hasta derivar en la labor que actualmente conocemos.

Sin embargo, a pesar de que no estamos hablando de un elemento de gestión del todo nuevo, es cuanto menos curioso señalar que muchas empresas actuales carecen de la cultura de la planificación financiera: o no la aplican porque desconocen los métodos para ello o simplemente prefieren pasarla por alto.

La elaboración de un plan financiero es algo que no debería pasar por alto ninguna empresa, sobre todo teniendo en cuenta que los mercados actuales se mueven con más agilidad que antes y cambian constantemente, lo cual genera importantes curvas en el rendimiento y la viabilidad de las compañías al margen de sus actividades comerciales.

O dicho de otro modo: ninguna empresa ha crecido y se ha mantenido por inercia en el mercado al que pertenece. Siempre existe detrás una ardua labor de planificación que indica el camino y hace viables o inviables los movimientos financieros.

 

Planificación financiera: 4 aspectos para reconocer y aplicar

Si bien es cierto que la planificación financiera depende del sector en el que opere tu empresa y, obviamente, de las características y el modelo de negocio, también lo es que la esencia del concepto se mantiene intacta sea cual sea el campo donde se quiera aplicar. Repasemos brevemente sus 4 componentes básicos:

  1. Definición de objetivos y prioridades:

Todos los negocios tienen objetivos diferentes: posicionarse, convertirse en una marca de referencia, ingresar a un nuevo escenario comercial, expandirse a otros campos, internacionalizar sus actividades, entre otras. ¿Te suena obvio? Pues bien, debes saber que es el principio de cualquier acción de planificación financiera, pues sin ella es como apuntar al blanco en una habitación oscura. El «qué queremos» debe estar claro desde el principio. Así mismo, también es necesario que queden claras las prioridades para alcanzar dichos resultados, pues como bien se sabe no todas las acciones tienen igual incidencia e impacto.

  1. Evaluación de plazos para la consecución de resultados:

Hay quienes se oponen a fijar plazos para la consecución de objetivos concretos. Sin embargo, en gestión financiera es la estrategia más idónea para que dichos objetivos se cumplan. De lo contrario, tu negocio puede caer en una situación de procrastinación permanente, es decir, aquella en que retrasas una y otra vez la materialización de los objetivos. Además, recuerda que los plazos tienen que ser viables y acordes con las capacidades financieras de la empresa.

  1. Materialización del presupuesto financiero:

Cuando ya has decidido lo que vas a hacer y cuál es el plazo estimado para ello, el siguiente paso consiste en realizar un presupuesto. En este documento deben quedar especificadas las labores previstas y su coste general. No olvides que al definir dicho coste siempre es importante dejar un margen para atender todo tipo de imprevistos; si el presupuesto es demasiado estricto, es casi probable que el coste de las acciones derivadas de cualquier siniestro sean más elevados que si se hubiesen incluido en la planificación financiera.

  1. Monitorización de las decisiones:

El último eslabón de la cadena —y a la vez el que nos lleva de nuevo al inicio del proceso— consiste en medir las acciones financieras puestas en marcha, pues sólo de esta forma sabrás si has elegido la estrategia adecuada o si es necesario introducir mejoras parea obtener los resultados previstos. La monitorización es, ante todo, una manera de verificar que no te has alejado de la ruta prevista.

 

Planificación financiera, ¿por qué es importante?

Antes hemos hablado de la sostenibilidad como la gran meta a la que aspira cualquier acción de planificación financiera. Sin embargo, no es la única. En la siguiente lista mencionamos algunas de las más significativas. ¡Apúntalas!

  • Mejora la toma de decisión en otras áreas del negocio, pues hablamos de un elemento estratégico y estructural. Es decir, no es sólo la planificación por la planificación; debe estar al servicio de todos los componentes de un negocio.
  • Ofrece una perspectiva de los elementos que interactúan en un mercado, así como de las posibilidades reales de tu marca de posicionarse en él o de ganar terreno hasta convertirse en referente.
  • Ayuda a visualizar el futuro de una empresa, sobre todo si es en el medio o corto plazo. Para estrategias de largo plazo, la planificación financiera debe tener en cuenta el factor temporal, es decir, la probabilidad de que los asuntos cambien y haya que adaptar lo previsto en un principio.

 

 Por último, conviene destacar la importancia que tiene la figura del director financiero en el proceso de planificación financiera. Es él quien debe liderar las acciones que se prevean en este sentido y facilitar todos los recursos y herramientas para que el plan pueda ejecutarse dentro de los márgenes estipulados.

 

POST - TOFU - Herramientas Gestion Financiera


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

1 comentario

inmaculada

24 julio, 2018 11:51

la planificacion financiera hace referencia a la consecucion de los objetivos

Deja un comentario