Confianza, seguridad y liderazgo, las virtudes que debe tener un jefe

Un directivo de una empresa puede conformarse con ser un buen jefe, o puede intentar ser un buen líder. Las diferencias entre ambos términos son notorias. Un jefe es una persona cuya autoridad proviene de que está por encima de otras dentro del escalafón empresarial. Sin embargo, un líder no tiene por qué ser el jefe, y su autoridad viene dada por sus méritos y su capacidad para hacer que el resto le respeten.

jefe trabajadores

Por supuesto, lo ideal para ser un buen jefe es ser también un buen líder, ya que esa es la única manera de que los trabajadores confíen plenamente en su figura y se sientan realmente identificados con los valores y objetivos de la compañía.

 

¿Qué es lo que más se valora en un jefe?

Como ya hemos dicho, el liderazgo es una de las virtudes en un jefe más demandadas por los trabajadores. Según una encuesta realizada por BPMSat, el 33% de los empleados opinan que su jefe debería mejorar principalmente en materias de liderazgo (es la opción más votada de la encuesta). Esto contrasta con el 14% que dice que deben mejorar la confianza en sí mismos. Es decir, parece que los jefes españoles tienen confianza en sí mismos, pero no saben enfocarla al liderazgo de grupos.

Además del liderazgo (o relacionado con él) hay otros valores que los trabajadores esperan de un jefe. Por ejemplo, en una encuesta realizada por el Centro de Estudios Financieros (CEF) los datos señalan que el 48% quieren que el jefe sea capaz de mostrar su confianza al empleado, y el 43% lo que más valora es que el jefe sea capaz de dialogar con él de forma abierta y honesta.

Por otra parte, otra de las grandes virtudes que los trabajadores demandan de su jefe es la capacidad para transmitir seguridad. Según un informe publicado por Ranstad basado en las preguntas a más de 3.400 empresas de 23 países, el 57% de los encuestados se posicionan en este sentido. Y es que la seguridad, la confianza y el liderazgo no dejan de estar estrechamente relacionados.

El informe de Randstad también ofrece otros resultados, como que el jefe sea capaz de ser más flexible (el 41%) o que contribuya a crear un clima laboral más agradable (39%). En cualquier caso parece que, vistos los resultados, ya tenemos algunas palabras que definen lo que es un buen jefe para los trabajadores: liderazgo, confianza y seguridad.

No sé si te habrás fijado, pero en ninguna de las encuestas o informes consultados los encuestados hacen referencia a la importancia de contar con un jefe original o creativo o, al menos, los resultados no muestran la creatividad como una de las cualidades prioritarias que debe tener un jefe.

¿Estás de acuerdo con los datos que te mostramos? ¿Crees que hay alguna cualidad del jefe que es más importante que el resto? ¿También opinas que la creatividad no es una de las cualidades más importantes que debe tener un jefe?

 

Post relacionados:


New Call-to-action

Tags:

1 Comentario

  1. Alexandra Gutiérrez Chavida
    1 febrero, 2016

    Muy buen artículo. En definitiva, lo que se puede extraer de las encuestas es que los empleados quieren jefes que les motiven a continuar trabajando, que valoren su labor y su contribución a la empresa. Jefes próximos, a los que se pueda acudir sin temor tanto para las noticias buenas como para las menos buenas, compartir información y demandar directrices. Ahí es donde entra ese aspecto de creatividad que, según el post, se encuentra en segundo plano.
    En resumen, jefes inteligentes emocionalmente.

Añadir comentario