Big Data España: haciendo balance

La adopción de los grandes datos en el contexto de Big Data España confirma que este recurso de negocios continúa expandiéndose. Tal y como revela un reciente estudio realizado a nivel europeo, el uso de big data se está extendiendo por toda la empresa y se asienta en los equipos de finanzas y ventas. Sin embargo, aunque se han superado algunos desafíos, todavía hay que seguir avanzando, en lo que respecta a la seguridad y el cumplimiento.

 

Big Data España: las últimas áreas beneficiadas

El índice europeo de tecnología 2018 revela que, entre los departamentos que se benefician más de los avances en big data y el análisis de grandes datos se encuentran los siguientes:

  • IT sigue siendo la primera opción, el 70 por ciento de los encuestados de 2018 así lo confirmaba, alcanzando una cifra superior en dos puntos a las de 2016, que se fijaba en el 68 por ciento.
  • Ha habido un aumento significativo en los que citan las finanzas, 22 por ciento en 2018, un aumento del 4 por ciento desde 2016.
  • Las ventas también son otro de los puntos álgidos de Big Data España y Europa, con un 21 por ciento en 2018, un aumento del 1 por ciento desde 2016, quizás reflejando un mayor enfoque en las necesidades de los clientes.

 

Big Data España: beneficios, retos y cambios en el modelo de negocio

Los beneficios de Big Data España en relación con el análisis se resumen en estos datos:

  • Para el 54 por ciento tiene que ver con la optimización de los procesos de negocios.
  • El 52 por ciento opina que su principal valor es el fomento de la innovación.

Ambos constituyen los beneficios más citados por los encuestados, muy por delante de otros factores.

 

TOFU - FinTech Text

 

Aunque, para disfrutarlos, antes hay que superar algunos retos. Los desafíos de la implementación de programas de big data, afortunadamente están disminuyendo como resultado de los procesos de transformación digital que muchas empresas tienen en marcha, en el contexto de Big Data España, tanto dentro como fuera del sector de las tecnologías.

Así, a medida que las empresas adquieren experiencia, se observa una marcada disminución de la falta de habilidades o falta de recursos como desafío, que pasan del 56% en 2016 al 46% en 2018; y de la recopilación de datos, un problema para el 52% en 2016, pero que solo afecta al 41% 2018.

No obstante, a medida que Big Data España se va librando de problemas internos que obstaculizan su desarrollo, se reavivan las preocupaciones sobre la seguridad de los datos.

Proteger los datos sigue siendo el desafío clave para el 58 por ciento de los encuestados en 2018, lo que podría frenar a algunas empresas de maximizar su apalancamiento en el panorama de Big Data España.

El cumplimiento es otra de las prioridades para los próximos meses. Europa deberá respaldar modelos de negocios que ofrezcan a las empresas un medio legítimo para acceder a los datos de los usuarios. En Reino Unido surge una posible solución con Handshake.uk.com. Se trata de un mercado en línea que permite a los consumidores negociar el precio exacto de los datos personales que están dispuestos a compartir con las marcas.

Para que Big Data España consiga situarse a la cabeza del progreso es preciso construir un ecosistema de inicio fértil, continuar desarrollando un grupo de talento sólido y contar con el apoyo del órgano legislativo para asegurar garantías de privacidad que protejan a los consumidores sin sofocar a las empresas.

 

Créditos fotográficos: carloscastilla

 

POST - BOFU - Big Data & Analytics


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario