Aprende a tomar decisiones bajo certidumbre

Tomar decisiones es una de tus principales responsabilidades, y una de las obligaciones más habituales  a las que tienes que enfrentarte como directivo.

A lo largo de tu jornada laboral, e incluso fuera de ella,  te encontrarás con situaciones difíciles, contratiempos, problemas y dudas a las que debes dar respuesta. Tomar la decisión más  acertada dependerá de tus conocimientos y de tu capacidad para analizar cada situación y de tus habilidades para afrontar estos retos.

En ocasiones estas decisiones son triviales y sus repercusiones son mínimas para el funcionamiento de la empresa.  Sin embargo, existen ciertos momentos en los que tendrás que enfrentarte a problemas más relevantes. Ante estas situaciones deberás  decantarte por aquella optativa que consideres más acertada, bien porque sea la más beneficiosa para tu organización  o porque sea la que menos riesgos conlleve.

Como gerente debes estar preparado para tomar decisiones bajo condiciones de certeza, incertidumbre y riesgo. Aprender este tipo de procesos será vital para tu empresa.

Una decisión mal tomada puede tener graves consecuencias para tu negocio. Por este motivo, debes considerar todos los datos disponibles, analizar los riesgos, evaluar todas las variables y sopesar todas las alternativas que tienes, para acertar en la elección y escoger  aquella opción que permita los mejores resultados.

Toma de decisiones bajo certidumbre

La toma de decisiones bajo condiciones de certidumbre o certeza, sólo es posible cuando dispones de toda la información necesaria, conoces todos los datos y variables, sabes qué soluciones puedes tomar y comprendes las repercusiones de las diferentes alternativas entre las que puedes elegir.

Con estas condiciones, la probabilidad de tomar una decisión acertada aumenta de manera considerable.


eae mba executive

Toma de decisiones bajo incertidumbre

El proceso de toma de decisiones es complejo, sin embargo, éste se complica aún más en condiciones de incertidumbre, cuando los datos obtenidos son mínimos, o sus fuentes no son fiables, desconoces las posibles soluciones y repercusiones y la experiencia no te puede ayudar.

Ante esta situación es difícil estimar los riesgos, por eso deberás analizar los datos disponibles y confiar en tu intuición y en tu capacidad y creatividad.

Toma de decisiones bajo condiciones de riesgo

La toma de decisiones implica cierto riesgo implícito. Nunca se puede estar cien por cien seguro de lo que pasará en el futuro.  No obstante se puede calcular la probabilidad de que ese riesgo aparezca o no y de sus repercusiones.

Este tipo de decisiones se basan en porcentajes de probabilidad que pueden ser conocidos o estimados gracias a la información disponible o la experiencia. Por tanto, se puede diferenciar dos tipos de probabilidades:

  • Probabilidad objetiva, que se fundamenta en información objetiva y datos concretos,  utilizando para ello métodos matemáticos.
  • Probabilidad subjetiva, que se basa en las opiniones y experiencias previas.

Cómo tomar decisiones bajo certidumbre

Tomar decisiones no es una tarea sencilla, especialmente ante determinadas cuestiones, pues de tu elección puede depender la supervivencia de tu empresa. No obstante, cuando posees toda la información necesaria este proceso se simplifica, facilitando la tomar de decisiones certeras.

Seleccionar la mejor alternativa pasa por una serie de pasos que debes aprender y realizar.

  1. Define el problema o la situación. Describe cuál es el problema al que te tienes que enfrentar.
  2. Busca información relevante sobre éste. Necesitas conocer todos aquellos datos relevantes sobre el problema y sus posibles soluciones.
  3. Analiza las variables que en él influyen. Es importante tener en cuenta todas las variables que entran en juego, para poder hacer una valoración real. Algunas variables se escaparán de tu control, mientras que otras sí las podrás dominar.
  4. Identifica las alternativas posibles. Detalla cuáles son las alternativas que tienes, para poderlas valorar. Selecciona aquellas que realmente te puedan interesar.
  5. Valora y cuantifica las repercusiones de cada alternativa. Tras realizar una primera criba, es el momento de analizar detenidamente las mejores opciones, las más realistas, y valorar cómo pueden afectar o influir en la empresa.
  6. Selecciona y lleva a cabo la solución más beneficiosa para la empresa. Elige aquella opción que más favorezca a la entidad.
  7. Evalúa los resultados. Es importante analizar y valorar los resultados obtenidos para saber si eran o no los esperados. Esta evaluación te permitirá tomar medidas, en caso necesario, y descubrir los errores y aciertos en tu toma de decisión.

 

Post relacionados:


eae mba executive

Tags:

1 Comentario

  1. Maria-Capacitación Mexico
    17 octubre, 2014

    como dice uno hay que tomar decisiones bajo certidumbre esto nos lleva a 7 puntos importantes de los cuales hay que poner en practica para poder tener decisiones bajo control gracias por la nota y espero que me ayude mucho ami y otras personas buen día

Añadir comentario