En este artículo hableremos sobre el análisis DAFO personal, una técnica empresarial también es extrapolable al ámbito individual. Pero, ¿qué es exactamente un DAFO personal y cuál es la manera de hacerlo? Gracias a este estudio también podremos ver si somos unos buenos emprendedores.

¿Quieres formarte en la Dirección de empresas? Haz click aquí para consultar información del Full Time MBA de EAE Business School

Análisis DAFO personal: ¿qué es?

El análisis DAFO personal es una técnica que sirve para analizar las fortalezas y debilidades de una persona o un profesional, identificando cuáles son además sus riesgos y oportunidades de negocio. El análisis DAFO personal está íntimamente ligado al autoconocimiento integral y, por tanto, recoge tanto aspectos racionales como emocionales.

El objetivo del análisis DAFO es conocer cuál es la situación actual de la persona y determinar cuál es la posición que pretende alcanzar en el futuro. A través del análisis de diferentes variables se establecen las maneras en la que se pretende evolucionar hasta conseguir los objetivos.

Análisis DAFO personal: ¿cómo hacerlo?

Al análisis DAFO personal es idéntico al análisis DAFO que se utiliza en el ámbito empresarial, con la salvedad de aplicamos de forma individual cada una de las variables. Estas variables de las que hablamos y que se deben analizar son 4:

Por un lado, tenemos las variables internas, que se centran en el análisis de uno mismo:

  • Fortalezas: ¿En qué destacamos? ¿Cuáles son nuestros puntos fuertes? ¿Qué hago mejor que los demás? ¿Qué actividades me resultan más gratificantes? ¿En qué tipo de ambiente rendimos mejor?
  • Debilidades: ¿En qué fallamos más que los demás? ¿Qué actitudes o comportamientos nos impiden alcanzar nuestros objetivos?

 

 

Por otro, están las variables externas, centradas en el análisis de las amenazas y oportunidades del entorno:

  • Amenazas: ¿Hay alguna variable externa que nos dificulte llegar a nuestros objetivos? ¿Qué competencia existe dentro de la empresa? ¿Qué riesgos existen para nosotros dado nuestro desempeño actual?
  •  Oportunidades: ¿Qué puertas se nos pueden abrir dadas nuestras fortalezas? ¿Con qué medios contamos para alcanzar nuestros objetivos? ¿Qué podemos aportar en un determinado ámbito o sector?

De esta manera, mediante un simple análisis de cuatro variables, podemos tener una visión global de nuestra situación actual y establecer las metas que queremos conseguir de acuerdo a los datos extraídos de dicho análisis.

Este cuadro nos ayuda a resumirlo:

DAFO Personal - Cuadro Resumen

Ejemplo de DAFO personal

Pongamos un ejemplo de un DAFO personal muy simple en el que un trabajador analice sus fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades. Podría ser así:

Variables Internas

Variables Externas

Fortalezas

Amenazas


  • Titulación universitaria.
  • Joven, ganas de trabajar.
  • Disponibilidad para desplazarse.
  • Dominio de idiomas.
  • Facilidad para comunicarse con los demás.
    • Mucha competencia en la empresa.
    • Inestabilidad laboral en la empresa.
    • Situación familiar difícil.

Debilidades

Oportunidades


    • Poca experiencia en el ámbito profesional.
    • Sin carnet de conducir.
    • Inexperiencia y dificultad para manejar situaciones de crisis.
    • Sector en pleno crecimiento.
    • Sector en pleno cambio generacional.
    • Oportunidades para emprendimiento personal.

 

Como podemos comprobar, realizar un análisis DAFO resulta muy sencillo y puede proporcionar muchas ventajas para mejorar nuestro rendimiento, por eso es un método cada vez más empleado dentro del ámbito personal y empresarial.

 dafo personal

DAFO personal, ¿en qué nos ayuda el análisis?

Una de las características más significativas de un análisis DAFO es que no sólo es una herramienta para mejorar nuestra trayectoria profesional, sino que también podemos aplicar sus resultados a la esfera personal o individual, pues ambas facetas están estrechamente ligadas. Veamos los principales beneficios de aplicar un análisis DAFO:

  • Mayor autoconocimiento. Lo dicho: aquí lo importante es que te evalúes en profundidad y reconozcas tanto tus puntos fuertes como tus puntos débiles. Es un buen inicio para saber qué estrategia seguir o simplemente de qué forma afrontar tus retos profesionales.
  • Aumentar tus niveles de productividadSi tus expectativas son sólo profesionales, el análisis DAFO es un buen recurso para aumentar tus niveles de productividad y rendimiento. Por ejemplo, te ayuda a saber cuáles son tus fallos o fortalezas o qué soluciones puedes implementar para sacar más rendimiento.
  • Mitigar riesgos. ¿Cuántas veces no nos hemos lamentado por no haber visto con antelación los riesgos que luego se han materializado? El DAFO nos ayuda en este sentido, tanto si dichos riesgos dependen de nosotros mismos como del entorno en el que nos desenvolvemos.
  • Mejorar tu imagen laboral (y personal). El autoconocimiento y la mejora del rendimiento y la productividad son elementos que, en el fondo, tienen que ver con tu marca personal, es decir, con la imagen que proyectas en tu sector. Si quieres optimizarla, antes debes partir de la información obtenida a través de un análisis DAFO personal.

Descargar: “Estrategia de carrera: guia práctica” >>

También te puede interesar: (artículos relacionados)