Algunos criterios para la promoción interna en tu empresa

La promoción interna es un proceso que no se puede hacer de la noche a la mañana. Necesita unas pautas y unos criterios definidos para lograr el ascenso de las personas más indicadas en cada puesto de trabajo.

Son varias las causas que motivan un proceso de este tipo. Algunas veces se debe a los planes de expansión de una empresa; otras, por el contrario, a la reorganización de la misma para atender determinadas circunstancias. También puede derivarse de la creación de nuevas necesidades del escenario comercial.

 

Pasos previos para un proceso de promoción interna

Lo primero que debes hacer para sacar adelante un proceso de promoción interna es identificar la necesidad que lo motiva y definir el objetivo que se persigue. No todas las empresas buscan lo mismo cuando emprenden este tipo de acciones.

En segundo lugar, es necesario dejar claro que debe ser un proceso como tal, es decir, con sus respectivas etapas, acciones y responsables delegados. Una vez se hayan fijado estos elementos, lo siguiente es aplicar los criterios.

 

TEXT - TOFU - Aumento de sueldo

 

Durante ese momento, el de la definición de los criterios para la promoción interna, nos jugamos gran parte de su éxito. Si lo hacemos bien, tendremos a la persona más indicada para lo que buscamos; si no, corremos el riesgo de elegir a quien no debemos en un cargo para el cual no está realmente capacitado y cualificado.

 

Promoción interna: cómo llevar a cabo un proceso exitoso

Los criterios son fundamentales para promover a quien más lo amerita y, sobre todo, en función de la necesidad que se pretende cubrir. Veamos algunos:

  • Evaluación del desempeño:

Empieza analizando, ojalá con datos objetivos y precisos, el desempeño de cada uno de los candidatos que se presentan al proceso. Ten en cuenta que esta fase no sólo admite datos cuantitativos; también puedes recurrir a otros de corte cualitativo o descriptivo que te darán una idea más completa de ellos.

  • Valores de cada candidato:

No siempre la persona que obtiene los mejores resultados en términos cuantitativos es la más indicada para el cargo que queremos cubrir. Es necesario mirar a fondo sus valores respecto a los que profesa la empresa; si ambos coinciden, estarás ante un perfil altamente recomendable. Es lo que se llama compatibilidad de valores.

  • Entorno cultural:

No todas las personas están psicológica y profesionalmente preparadas para asumir un cargo en determinado contexto. Hay candidatos con una excelente carrera que, por su carácter, son incompatibles con el entorno cultural que rodea la acción de la empresa. Busca personas que se adapten al terreno.

  • Desgranar el cargo vacante:

Un criterio que casi nunca falla es desglosar detalladamente las características del cargo que se quiere cubrir. Nos referimos a funciones, responsabilidades, talentos, competencias, habilidades y destrezas. Una vez tengas claros estos elementos, sin duda será más fácil enfocar la mirada hacia determinados trabajadores, sobre los cuales, recuerda, ya tienes la información necesaria.

 

En conclusión, queremos que veas la preparación y el trabajo planificado que ay detrás de un proceso de promoción interna. ¡No es algo que surja de la nada!

 

POST - TOFU - Aumento de Sueldo


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

1 comentario

inmaculada

26 julio, 2018 19:02

hace referencia a algunos criterios para la promocion interna de una empresa,necesita unas pautas y unos criterios.entre otros factores se ha de tener en cuenta el valor del candidato y el valor de desempeño, que este a su vez realiza

Deja un comentario