7 razones para apostar por las empresas del sector primario

La economía se suele dividir en tres grandes sectores: primario (agricultura, ganadería, minería y pesca), secundario (productos manufacturados) y terciario (servicios). Más recientemente se añaden también otros dos sectores, el cuaternario (I+D, marketing, comunicación) y el quinario (actividades sin ánimo de lucro).

sector primario

En la actualidad, más del 95% del PIB español está compuesto por lo generado en el sector secundario o terciario. El desarrollo, la tecnología y la innovación, así como otros procesos como el progresivo envejecimiento de la población o el éxodo rural hacia las ciudades, han provocado que el sector primario haya quedado un tanto “olvidado”: Sin embargo, sigue siendo, y así continuará, uno de los sectores básicos de la economía, aún más, uno de los pilares básicos sobre los que se asienta la humanidad.

 

Veamos entonces 7 razones para apostar por las empresas del sector primario.

Un sector básico: Como decimos, es un sector esencial, un pilar básico sobre el que se cimentan todos los demás sectores. Mientras que muchas otras actividades o empresas del sector terciario son pasajeras y tienen fecha de caducidad, el sector primario es, de momento, atemporal. Sus oportunidades se basan en certezas cono las que vemos a continuación.

Países en vías de desarrollo: Algunos países se han desarrollado mucho en los últimos años y cada vez necesitan más alimentos y más recursos. Es el caso de China, quien además se ve obligada a importar, cada vez más, gran parte de sus recursos, debido a la reducción de las superficies cultivables y a la contaminación del suelo.

Crecimiento de la población: La población sigue aumentando y el sector primario es el encargado de abastecerla, así como de proveer los recursos necesarios para fabricar los productos manufacturados.

Margen de mejora en cuanto a innovación: Siendo sinceros, los procesos en el sector primario se han desarrollado muy lentamente, lastrados por la escasa inversión en nuevos procesos o tecnologías. Esto abre un gran abanico de posibilidades en cuanto a la mejora de la eficiencia técnica, a través de la implementación de soluciones y operativas novedosas.

Apuesta por la cultura ecológica: Cada vez más se escucha eso de la agricultura ecológica. El interés por los productos orgánicos crece cada vez más entre el mundo desarrollado, tan preocupado por la imagen y la salud. La superficie destinada a este tipo de cultivos ha crecido un 300% en los últimos 10 años.

Desarrollo sostenible y respeto medioambiental: El sector primario también tiene un gran margen de mejora en cuanto a cuestiones medioambientales. La apuestas por las nuevas tecnologías, como nuevos métodos de extracción, o nuevos recursos energéticos y energías más limpias también será fundamental para que el sector primario sea el abanderado del desarrollo sostenible.

Nuevas técnicas y métodos: Aunque parezca que está inmóvil, el sector primario también avanza con iniciativas que crecen imparablemente. Por ejemplo, la acuicultura (cría y cultivo de especies marinas animales y vegetales) creció un 35% a nivel mundial durante el último año, mientras que la pesca apenas creció un 4%.

 

Post relacionados:

 

ERD Marzo 2016

Tags:

1 Comentario

  1. Rafael Vázquez
    17 mayo, 2016

    El sector primario podrá afrontar un ascenso de estatus socioeconómico a través de la investigación, el desarrollo y la aplicación (sustentado con inversión pública) de nuevos equipamientos y procesos para la explotación de los recursos naturales. La formación y la capacitación continuas de la mano de obra constituyen las bases para alcanzar ese objetivo.

Añadir comentario