7 consejos para el departamento de selección de personal

seleccion personal

El departamento de selección de personal es uno de los más importantes dentro de la empresa. Es el encargado de elegir a los candidatos que pasarán a formar parte de la compañía, así como de evaluar a aquellos trabajadores que son más aptos para ir ascendiendo hacia puestos de mayor relevancia dentro de la misma.

La labor de este departamento es fundamental para que el capital humano sea de gran valor para la empresa. Sin embargo, elegir a uno u otro candidato no es una decisión fácil de tomar y antes de hacerlo hay que seguir una serie de pautas y consejos.

 

Consejos para la selección de personal

No basarlo todo en una sola prueba: Establecer diferentes filtros basados en requisitos indispensables para la compañía, de tal manera que a la prueba final tan solo lleguen aquellos candidatos que hayan superado todos los filtros y, por tanto, cumplan con los requisitos previos.

Tener siempre candidatos en reserva: Aunque se haya dado con el candidato necesario para un puesto, las cosas entre empresa y trabajador no siempre salen como se desea. Puede haber diferencias económicas, problemas con compañeros o jefes, desavenencias en los métodos de trabajo o problemas personales, causas que, entre otras, podrían desembocar en la extinción del contrato. En ese caso, tener candidatos de reserva es fundamental para cubrir el puesto sin mayor dilación.

Arriesgar un poco nunca viene mal: Siempre tendemos a “tirar a asegurar”, a desechar a los perfiles distintos a los habituales o de apariencia más rebelde. Un poco de rebeldía bien entendida, de creatividad, de caos incluso, nunca viene mal para estimular los ánimos, fomentar la expresividad y romper la gris rutina. La creatividad y la rebeldía son necesarias para mover a la acción, para tener voluntad de evolución y mejora.

Apostar por la multigeneracionalidad: La mayoría de empresas buscan un perfil con una edad determinada, que suele situarse en ese baremo de edad entre los 30 y 45 años. Los grupos de edad como los más jóvenes o las personas mayores de 55 años tienen cada vez más difícil el acceso al trabajo y, menos aún, convivir en una misma empresa. Sin embargo, esta multigeneracionalidad ofrece numerosas ventajas, como compaginar el conocimiento de las tecnologías de los más jóvenes con la experiencia, sangre fría y capacidad de respuesta de los más veteranos en caso de crisis.

La primera impresión a veces engaña: Muchos reclutadores de personal se dejan llevar en gran medida por la primera imagen que les inspira el candidato o, en su defecto, la mayoría ya se ha hecho una idea formada acerca de lo que piensa del candidato en, como mucho, un minuto. Sin embargo, ¿cuántas veces hemos dicho el tópico de “las apariencias engañan? Hay que tener un poco más de paciencia y no dejarse llevar tanto por el impacto inicial.

No todo es aptitud, la actitud también cuenta: Tener una buena preparación y unos conocimientos de base sólidos es importante, pero también lo es mostrar optimismo, frescura y ganas de aprender. La aptitud sin actitud se queda en simple teoría, pero con actitud y trabajo se puede llegar a conseguir cualquier cosa.

Por sus gestos le conocerás: Es imprescindible fijarse en el lenguaje corporal del candidato, ya que nos puede decir muchas cosas acera de él. Existen ramas de estudio como la kinésica, la proxemística y el paralanguaje que se encargan de estudiar el significado de los mensajes del ser humano en base a su comunicación no verbal.

 

Post relacionados:

 

POST - TOFU - Liderazgo Transformacional

Tags:

1 Comentario

  1. Julio Liendo
    1 marzo, 2016

    Hola y saludos. De nuevo mi agradecimiento por compartir sus muy buenos blogs que resultan de gran utilidad en el desarrollo gerencial. Sigan adelante y más éxitos Julio Liendo

Añadir comentario