2 ratios contables imprescindibles

ratios contables

Como todos sabemos, los ratios contables son imprescindibles para valorar de la forma más objetiva posible el estado financiero y patrimonial de nuestra empresa y, así, poder tomar las decisiones estratégicas más adecuadas de cara al futuro. Pero ¿todos los ratios contables son igual de importantes? ¿Cuáles son los ratios contables en los que tenemos que fijar nuestra atención cuando tenemos poco tiempo para tomar una decisión sensata? Ese es el tema clave que vamos a tratar hoy en nuestro blog: los 2 ratios contables imprescindibles para nuestra empresa.

 

Refrescando el término “ratios contables”

Antes de entrar en materia, vamos a refrescar nuestros conocimientos financieros recordando la definición de ratios contables.

Se define ratio contable o financiero como el cociente o relación entre dos números, entre dos magnitudes a fin de detectar los cambios que han sucedido en un espacio determinado de tiempo y poder adoptar las decisiones de corrección o mejora necesarias.

Saber valorar los ratios contables es importante para un gestor por muchas y variadas razones, pero sobre todo porque este conocimiento nos permitirá analizar de una forma realmente objetiva el estado real de nuestra empresa y el probable rumbo que tomará en el futuro financieramente hablando.

 

Los 2 ratios contables más importantes

De actividad, de resultados, de liquidez, de endeudamiento, de equilibrio… Existen diversos tipos de ratios contables que normalmente forman parte del informe económico total de una empresa. Todos ellos son importantes pero, quizá, los más interesantes de interpretar para el día a día serían dos: el ratio de liquidez y el de rentabilidad.

 

El ratio contable de liquidez

Es uno de los ratios contables más sencillos ya que se limitan a analizar la relación entre el activo corriente y el pasivo corriente de nuestra empresa.

El ratio contable de liquidez sirve para valorar la liquidez de una empresa,  la capacidad de pago que tiene para asumir el pago de sus deudas a corto plazo.

Una de las fórmulas para calcular este ratio es la siguiente:

Relación corriente = Activo Corriente/Pasivo corriente

El ratio contable de liquidez será mejor cuando el resultado de esa división sea 1 o una cantidad superior.

 

El ratio contable de rentabilidad

Como bien sabes, que una empresa tenga liquidez suficiente como para cubrir sus deudas no significa que esa organización vaya bien, sino que se mantiene en su mercado. Para saber si nuestra empresa está yendo por el buen camino o, lo que es lo mismo, está siendo todo lo rentable que debería ser, necesitamos utilizar otro de los ratios contables fundamentales: el de rentabilidad.

Hay varias fórmulas para calcular la rentabilidad, el ROI de una empresa. Se puede calcular la rentabilidad del patrimonio (Utilidad neta/Patrimonio bruto), la rentabilidad del capital pagado (Utilidad Neta/Capital pagado), el margen operacional de utilidad de una empresa (Utilidad Operacional/Ventas Netas), etc.

 

Como ves, el tema de los ratios contables daría para mucho más que un artículo, igual que ocurre con otros interesantes temas financieros y contables. Por cierto, si los estudios sobre estas materias te quedan un poco lejos, te recomendamos que descargues nuestra guía gratuita “Los conceptos más importantes sobre las finanzas que todo manager debe conocer”.

Y si quieres convertirte en un experto en Dirección Contable y Financiera, pulsa aquí e infórmate sin ningún tipo de compromiso.

 

¿Te parece interesante el tema de los ratios contables? ¡Deja tu comentario!

 

Post relacionados:

 

POST - TOFU - Conceptos Finanzas
Tags:

Añadir comentario