Descubre las ventajas del liderazgo participativo

El liderazgo participativo. Análisis práctico

El liderazgo participativo ofrece la oportunidad de contar con un punto de vista más amplio antes de tomar decisiones, favorece la creación de grupos de trabajo sólidos e incentiva la iniciativa a nivel individual y contribuye a generar vínculos entre los integrantes del grupo. Estas sólo son algunas de las ventajas que ofrece el estilo de liderazgo más democrático, ya que el líder tiene en cuenta las opiniones del resto del grupo.

La prioridad en este concepto del liderazgo es la participación. El opuesto del líder participativo es el líder autocrático. En este caso, la toma de decisiones se realiza de manera unilateral, sin tener en cuenta ni consultar a nadie más. Sin duda, el proceso del líder solitario implica un ahorro de tiempo en la decisión y la puesta en marcha de sus propuestas. Aunque, en ocasiones, un proceso más largo, en cuanto al tiempo invertido en resolver la situación que se plantee, puede llegar a ser incluso más productivo porque implica contrastar las iniciativas con más personas que pueden aportar distintos puntos de vista antes de seguir una u otra estrategia.

Apréndelo todo sobre la inteligencia emocional y como aplicarla en nuestra guía: 3 actividades que puedes comenzar hoy mismo para desarrollar tu Inteligencia Emocional

Entre el estilo de liderazgo que cuenta con el feed back por parte de sus colaboradores y su opuesto se encuentran otras maneras de ejercerlo como es el caso del liderazgo de servicio o el liderazgo transformacional. Sin entrar en detalle sobre ellos, a continuación os explicamos en qué consiste y cuáles son los puntos fuertes y las debilidades de una organización que apuesta por líderes que no temen en consultar con sus equipos antes de trazar sus estrategias.

El liderazgo participativo se caracteriza por el fomento de la participación activa del grupo por parte del líder. Este, además, escucha y agradece todas las opiniones del grupo ya que uno de los objetivos que persigue con esta manera de trabajar es crear grupo y alcanzar beneficios grupales. Para un director que ejerce de este modo, resulta más sencillo conocer mejor a su equipo y, en consecuencia, aprenderá a delegar y a confiar en las capacidades de su grupo. Por otra parte, al conocer mejor a los miembros de su equipo también sabrá guiarles mejor para lograr los objetivos establecidos en la estrategia empresarial.

 

Más ventajas del liderazgo participativo

El personal acepta mejor las decisiones cuando sabe que se han adoptado por consenso. De esta manera, los empleados mostrarán menor resistencia a los cambios en la política empresarial. Por este motivo, resulta más sencillo incorporar nuevas ideas y cambios.

Dar espacio a tu equipo para realizar propuestas hace se sientan responsables de su éxito, así, estarán más motivados y seguros para proponer nuevas ideas. Además, si saben que contamos con su opinión participarán en el proceso de toma de decisiones de la empresa y dispondrás de más puntos de vista y soluciones para elegir la más acertada para la compañía.

También es importante destacar que un equipo unido, que colabora entre si es más productivo para la organización. Además, cuentas con el talento de todos los miembros de tu equipo. Ya que, al saberse escuchados y valorados querrán seguir participando en el crecimiento de la compañía, y esto, a su vez aumenta la retención del talento y reduce el coste de rotación de personal.

El liderazgo participativo o democrático ofrece buenos resultados. Claro ejemplo de ello es la gestión del líder de Apple, Steve Jobs. ¿Crees que un buen líder debe acercarse a su equipo e integrarse en el? ¿Podrías aplicar esta método de trabajo en tu equipo?

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Tags:

Añadir comentario